Astilleros

Monti da hasta fin de año para que sindicatos y SEPI lleguen a una solución para Izar

El comisario europeo de Competencia, Mario Monti, ha dado de plazo "hasta fin de año" para alcanzar una solución negociada con los sindicatos de Izar que sea sometida a la aprobación de la Comisión Europea. Tras reunirse con Monti, el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles, ha indicado que se había ganado un par de meses, porque el plazo inicial previsto por la Comisión expiraba el 12 de octubre.

Asimismo, ha anunciado que "en las próximas semanas" la Comisión formalizará probablemente un nuevo expediente sobre ayudas concedidas al grupo público Izar por valor de 560 millones de euros. Según Martínez Robles, el comisario ha asegurado a la delegación sindical y de la SEPI que acudió a visitarlo que la única salida para evitar que los astilleros militares se vean afectados por la quiebra es la segregación.

Declaraciones antes de la reunión

Poco antes de ser recibido por Monti, el secretario general de la Federación Minerometalúrgica del sindicato CC OO, Felipe López, señalaba que la Comisión Europea no tiene competencia para pronunciarse sobre la situación patrimonial o el plan de industrial de los astilleros españoles Izar. Por eso, López se declaraba "extrañado" de que Bruselas se pronuncie sobre si tiene o no que haber segregación de los astilleros militares y civiles del grupo público español. En su opinión, "la competencia del comisario de Competencia es establecer cuál es el método y los plazos para la devolución de las ayudas".

El próximo miércoles, los sindicatos han convocado una nueva jornada de paros y tienen previsto volver a reunirse con los responsables de la SEPI el jueves. A pesar de la reunión de hoy y del pacto del 23 de septiembre con el grupo público, los sindicatos piden además una convocatoria de huelga abierta para octubre para dar cobertura a las movilizaciones que pueda plantear cada uno de los astilleros.

La petición central de los sindicatos será que la Comisión Europea retrase lo más posible la devolución de las ayudas consideradas ilegales y que dé una "solución global" a los expedientes abiertos contra España, que suman 1.200 millones. El Gobierno ya ha advertido de que Izar entrará en quiebra en cuanto Bruselas reclame de forma fehaciente las ayudas. Además, solicitarán medidas conjuntas en favor del sector naval europeo y que se mantengan las primas a la producción mientras continúe la competencia desleal de Corea del Sur.

Mientras, Bruselas confía en que se confirme en la reunión la continuidad del plan de viabilidad elaborado por la SEPI, que prevé la segregación de los astilleros militares y la privatización de los civiles, algo que rechazan los sindicatos. El portavoz comunitario de Competencia, Tilman Luder, explicó que la cita servirá para aclarar "qué plan de reestructuración está ahora en la agenda". Según Luder, la Comisión espera que el plan de la SEPI siga en vigor y que se produzca una separación entre la parte civil y la militar.