Desinversión

Shell vende parte de sus oleductos en EE UU por 812 millones

La petrolera anglo-holandesa Shell ha completado la venta de parte de su sistemas de oleoductos en Estados Unidos a dos compañías norteamericanas, Magellan Midstream y Buckeye, por 1.000 millones de dólares (812 millones de euros), ha informado la compañía.

Una filial de la petrolera, Shell Oil Products US, ha vendido a Magellan Midstream Partners por 492 millones de dólares (595 millones de euros), una parte de su sistema de oleoductos de petróleo refinado, que tiene una longitud de 3.218 kilómetros.

Estos oleoductos están situados en los estados de Oklahoma, Kansas, Texas y Colorado. Además la operación comprende la venta de varias instalaciones para el almacenamiento de petróleo, que tienen una capacidad de 6,4 millones de barriles.

Además del precio de compra, la compañía ha pagado 16 millones de dólares (13 millones de euros) más en concepto de capital neto circulante, 12,5 millones de dólares (10 millones de euros) por las obligaciones existentes y 9,5 millones (7,8 millones de euros) por los costes de transacción.

La petrolera anglo-holandesa ha indicado también que ha vendido una parte de su sistema de oleoductos y almacenamiento de petróleo en el Medio Oeste estadounidense por 530 millones de dólares (435 millones de euros) a la compañía Buckeye Partners. Estas instalaciones están situadas en los Estados de Illinois, Inidiana, Ohio, Michigan y Wisconsin.

Proceso de desinversión

En los últimos meses, Shell ha llevado a cabo una campaña de desinversiones, entre la que se incluyen las dos operaciones anteriores. La petrolera anglo-holandesa prevé vender activos en los próximos años por un valor comprendido entre 10.00 y 12.000 millones de dólares (9.700 y 8.100 millones de euros), con el fin de elevar sus inversiones para aumentar sus reservas de petróleo y gas.

La mayor parte de esta desinversión se producirá en el área de exploración y producción de petróleo, donde la venta de activos alcanzará los 5.000 millones de dólares (4.077 millones de euros) en este periodo. La petrolera indicó que en los últimos dos años ya había cedido una parte de sus activos valorada en 2.400 millones de dólares (1.900 millones de euros) en esta división.

Desde principios de año, Shell ha llevado a cabo desinversiones por valor de 3.500 millones de dólares (2.880 millones de euros). De esta cantidad, 1.700 millones de dólares (1.400 millones de euros) corresponden a las desinversiones realizadas en el primer trimestre.

La compañía ha puesto en venta sus estaciones de servicios terrestres y marítimas en Perú. Además, también se ha deshecho de 330 estaciones de servicio en España y Portugal que han sido adquiridas por Repsol.