Dudas

Seguros agiliza las consultas en la red

La Dirección General de Seguros y Pensiones (DGS), dependiente de Economía, empezó la semana pasada a colgar en la red las consultas que realizan a la inspección las aseguradoras. Esto supone un importante avance en la transparencia y el cumplimiento de una de las primeras promesas realizadas por el director general de Seguros, Ricardo Lozano.

Hasta ahora las preguntas y sus respuestas sólo eran conocidas por los solicitantes. La publicación en Internet permite el acceso en tiempo real a cualquier interesado y da más agilidad al sector asegurador. Tal y como ocurre en las consultas de otros organismos como Tributos.

Esta opción se añade a la lista de entidades aseguradoras no autorizadas para operar en España (chiringuitos aseguradores) que ya se podían ver en la red.

Por el momento, no se han incluido las consultas históricas de seguros, ni las referentes a los planes de pensiones. Y se espera que éstas últimas se incluyan en breve.

La fortaleza del capital riesgo ha motivado las últimas consultas a la Dirección de Seguros, especialmente en lo que se refiere a los activos aptos para la inversión. La subdirección general de Inspección de la DGS considera que 'las participaciones en fondos de inversión de capital riesgo no son aptas para la inversión de las provisiones técnicas'. Argumenta la decisión: 'chocaría con su falta de negociación en un mercado regulado en el ámbito de la OCDE'.

Considera que 'las acciones de las sociedades de capital riesgo, reguladas por la normativa de 1999, podrán ser incluidas en el estado de cobertura de las provisiones técnicas si están admitidas a negociación en un mercado regulado en la OCDE o fueran avaladas por organismos internacionales a los que pertenezcan algún estado miembro del Espacio Económico Europeo'.

El sector está esperando que se contesten y publiquen en la red consultas en el marco de la aptitud de fondos de pensiones. Tras la aprobación del reglamento de pensiones, el pasado 20 de febrero, las carteras de los fondos de pensiones tienen para adaptarse a la nueva normativa hasta febrero de 2005 y están pendientes de la opinión de DGS sobre inversiones en productos estructurados o en valores no cotizados.