Pymes

Fantasía y Robótica equipará un parque de ocio en Arabia Saudí

Fantasía y Robótica, una pyme zaragozana especializada en la creación de animatrónicos (robots y autómatas) y tematizaciones (reproducción de escenarios) ha logrado un contrato para equipar un parque de ocio en Arabia Saudí. La operación, que supone un montante de 1,3 millones de euros, supone un paso importante en la conquista del mercado de países emergentes, donde una parte sustancial de los elevados ingresos procedentes del negocio petrolífero está siendo orientada hacia el sector turístico.

Creada en 2000 por los emprendedores Ángel de la Vallina y Luz Bratlle, Fantasía y Robótica está ubicada en Sediles, un pueblecito a doce kilómetros de Calatayud. Desde este entorno rural, la empresa ha conseguido hacerse un hueco en el complicado segmento de la robótica avanzada, a base de potenciar su departamento de I+D, al que dedica anualmente el 10% de los ingresos. La pyme ha obtenido el Premio a la Mejor Trayectoria Empresarial en Aragón en 2003.

Ángel de la Vallina subraya que 'hemos apostado por el segmento más duro y la ubicación en el medio rural porque creemos en el desarrollo sostenible y en la función social de la empresa'. La actividad realizada por la pyme zaragozana exige soportes muy complejos que incluyen el diseño por ordenador, creación de un software capaz de ayudar al autómata en la toma de decisiones o la instalación de sensores y microprocesadores, entre otros elementos. La cartera de clientes de Fantasía y Robótica está formada, básicamente, por parques temáticos, museos, cadenas de televisión, grandes superficies, como El Corte Inglés, y agencias de publicidad.

Los animatrónicos fabricados por la empresa zaragozana son capaces de detectar, mediante sensores, movimientos y color. 'Nos hemos tomado la diversión muy en serio , señala el fundador de la empresa, y, por ello, la sofisticación de los robots que diseñamos ha ido creciendo vertiginosamente'.

La apuesta por la tecnología avanzada ha sido clave para justificar el crecimiento de la empresa. Sin embargo, Ángel de la Vallina considera que ' el factor más importante es haber conseguido articular un equipo humano muy conjuntado, que funciona como una auténtica familia y comparte los mismos objetivos'. La plantilla de Fantasía y Robótica está formada por 10 trabajadores y su facturación en 2003 ascendió a 625.000 euros, cifra que representa un incremento del 15 por ciento con respecto al ejercicio anterior.

Fyro, un robot de tercera generación

El propio presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, no pudo ocultar su sorpresa ante la aparición de Fyro, un robot de tercera generación creado por Fantasía y Robótica. El autómata es capaz de reconocer su entorno, implicarse en la acción y entablar conversaciones aleatorias con el público. Fyro, que se ha convertido en la estrella de la empresa, se muestra como un consumado presentador para demostraciones de productos y como actor de películas interactivas.

El robot se mueve de forma fluida dentro de una zona determinada, esquiva obstáculos, sean personas o elementos arquitectónicos, hasta que sus servicios son requeridos. Fantasía y Robótica concentra actualmente sus investigaciones en la consecución de un sistema autónomo de exploración y reconocimiento de espacios mediante el uso combinado de sensores de rayos infrarrojos y ultrasonidos.