Decisiones directivas

VW aplaza la jubilación del presidente de Seat

El Consejo de Dirección del Grupo automovilístico alemán Volkswagen ha decidido aplazar la jubilación del presidente de su filial española Seat, Andreas Schleef, quien, según la norma habitual del grupo, debería haber dejado la actividad ayer, día de su 61 cumpleaños. La compañía presidida por Bernd Pietchsrieder ha decidido así prorrogar la actividad de Schleef otros tres años y medio más al frente de Seat, hasta que cumpla los 65 años.

La decisión, según fuentes internas, se debe al deseo del Volkswagen de que el directivo berlinés concluya el cambio de imagen de la marca, iniciado con una nueva estética y nueva gama de modelos, como el Altea. Schleef, además, fue uno de los artífices de la consecución del convenio colectivo de Seat, considerado por fuentes del sector como uno de los más modernos de los firmados en la industria del automóvil. æpermil;ste es, precisamente, uno de los valores mejor tenidos en cuenta a la hora de aplazar la jubilación del ejecutivo. El texto acordado con la plantilla implantó un concepto de flexibilidad laboral basado en una bolsa de horas de trabajo que se usarán o no en función de la demanda, sin necesidad de llevar a cabo regulaciones de empleo cuando la producción desciende.

Schleef es presidente de Seat desde marzo de 2002 -cargo en el que sucedió al propio Pietchsrieder- tras la decisión del Consejo de Supervisión del consorcio automovilístico alemán Volkswagen. Anteriormente, el directivo ocupaba la dirección del área de recursos humanos de Audi. La empresa bávara de los cuatro aros es, precisamente, la cabecera del área de marcas deportivas de Volkswagen -junto a Seat y Lamborghini-, tras la reestructuración hecha en 2001.

Atentos a

Andreas Schleef tiene encomendada la misión de finalizar el relanzamiento de Seat como marca deportiva, del que el modelo Altea es su primer exponente.

El directivo alemán concluirá su mandato en marzo de 2007.