Reformas

Zapatero aboga por introducir más competencia en las TV privadas

Hay espacio para fomentar una mayor pluralidad y competencia en los medios televisivos privados. Esta es la opinión del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, expresada ayer durante un almuerzo con empresarios celebrado en Madrid, en el que también advirtió de la firme decisión del Gobierno de afrontar la deuda de RTVE.

La pregunta que le formuló al presidente del Gobierno el director de Abc, periódico organizador del acto, se interesaba por la posible privatización de la televisión pública. Zapatero recordó que hay un informe pendiente de redactar por parte de un 'comité de sabios' y que sus conclusiones se reflejarán el año que viene en un proyecto de ley mediante el que se reformarán los medios públicos de comunicación.

A juicio de Zapatero, el nuevo modelo debe incorporar la elección del director del Ente público por una 'mayoría agravada' en el Congreso, que bien pudiera ser de tres quintos de la Cámara.

El presidente dejó claro que él no debe prejuzgar el informe de los expertos porque sus integrantes 'están trabajando libremente' y él tiene el compromiso de trasladar los contenidos del mismo al Parlamento para abordar las oportunas reformas legislativas.

'Hay un espacio mayor para fomentar la pluralidad en los medios televisivos privados de nuestro país y también para una mayor competitividad'

Zapatero también abordó el problema de la deuda que arrastra RTVE, superior a los 6.000 millones de euros. 'El Gobierno cree que hay que reorientar la situación por la deuda que representa para el conjunto de la sociedad española RTVE. Es una deuda muy alta que nos permitiría realizar políticas sociales importantes. No abogo hoy ni por un modelo ni por otro, pero es un debate pendiente que el Gobierno está decidido a afrontar', señaló.

Mayor pluralidad

El invitado también se adentró con sus comentarios en el panorama en el que se desenvuelve el mercado de las televisiones privadas. 'El Gobierno considera que hay un espacio mayor para fomentar la pluralidad en los medios televisivos privados de nuestro país; hay espacio para mayor competencia', sostuvo. Estos criterios, ¿Pueden dar lugar a la posible creación de una nueva cadena de televisión?, se le preguntó. Zapatero se limitó a responder que él no quiere prejuzgar nada al respecto.

En el almuerzo se dieron cita empresarios y banqueros de relieve, en un foro que Zapatero no visitaba desde su etapa de oposición. En la comida compartió mesa y conversación con el presidente de Telefónica, César Alierta y el de Deloitte, Carlos González. A escasos metros, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, departió en otra mesa con el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez; el presidente del Banco Santander, Emilio Botín; el consejero y director general de la misma entidad Francisco Luzón y el presidente de Repsol, Alfonso Cortina. También acudieron a escuchar al presidente del Gobierno otros empresarios como Marcelino Oreja, Juan Abelló, Luis Atienza, Alejandro Echevarría y Juan Miguel Villar Mir.

Nueva orientación para Irak

1

Zapatero considera que 'más pronto que tarde' el Consejo de Seguridad de la ONU tendrá que 'reorientar' la estrategia internacional en Irak, a la vista de los 'errores' cometidos por la actual administración estadounidense. A su juicio, 'muchos gobiernos que respaldaron la intervención militar están ahora reflexionando sobre la necesidad de organizar un orden internacional bajo otros principios'.

2

El presidente hizo todo un ejercicio de prudencia y evitó dar un pronóstico sobre quién ganará las elecciones del mes que viene en Estados Unidos 'para que nadie pueda confundirlo con un deseo'. Zapatero expresó su 'enorme respeto' al pueblo norteamericano y sí anticipó su opinión de que, en todo caso, el resultado de los comicios 'estará muy igualado'.

3

Las relaciones con la Iglesia también fueron abordadas en el coloquio. ¿España ha dejado de ser católica?, se le preguntó a Zapatero. Y él respondió: 'España es una democracia en la que la soberanía recae en el Parlamento'. En este contexto, expresó su respeto a las convicciones religiosas de todos los ciudadanos. Respecto a la regulación del matrimonio entre homosexuales, el presidente señaló que 'el Gobierno no actúa contra nadie' y se limita a proteger los derechos de este colectivo 'para que los homosexuales dejen de ser ciudadanos de segunda'.

4

Dispuesto a rectificar cuantos errores cometa el Gobierno. A ello volvió a comprometerse ayer Zapatero al responder de las contradicciones en las que puede haber incurrido el Ejecutivo durante sus primeros cinco meses de recorrido. Esta situación, dijo, es lógica teniendo en cuenta la curiosidad de los medios por conocer los planes del Gabinete.

Compromiso electoral

La elección del director general de RTVE por una amplia mayoría del Congreso es uno de los compromisos electorales con los que Zapatero concurrió a las legislativas de marzo. El Gobierno prevé enviar a Las Cortes el proyecto de ley sobre medios públicos de comunicación en el primer trimestre del año que viene.

Mensaje de confianza a los empresarios

Delante del vicepresidente Pedro Solbes y de la nutrida representación del mundo financiero congregada en el almuerzo, Zapatero emitió un mensaje de 'confianza y optimismo' en la política económica que el Gobierno lleva a cabo y que se refleja en sus primeros Presupuestos presentados al Congreso.

En su opinión, el informe que acaba de emitir el Fondo Monetario Internacional en el que se rebaja el crecimiento para este y el próximo ejercicio, hay que acogerlo con prevención. 'Apunta diferencias de crecimiento inapreciables y nosotros vamos a seguir trabajando por el objetivo del 3% para el año que viene. El horizonte de crecimiento es positivo y tienen que saber que el Gobierno va a hacer sus deberes trabajando por la productividad y la competitividad', afirmó en el coloquio.

El presidente tuvo también palabras de elogio hacia los empresarios por su actitud ante el cambio de Ejecutivo. 'He visto en el empresariado, sin excepción, una actitud de cooperación y de colaboración permanente con el Gobierno, desde el primer día. Tenemos unos empresarios comprometidos de verdad con la economía del país'.

A juicio de Zapatero, es muy buena señal que los empresarios estén aumentado sus inversiones en bienes de equipo. La actividad económica va a aportar, en su opinión, buenos niveles de creación de empleo. Y a los más escépticos les dijo: 'El Gobierno va a cumplir sus deberes en estabilidad presupuestaria, nadie debe dudar de ello teniendo al frente a Pedro Solbes'.