Banca

La banca mediana vuelve al punto de mira de los grupos extranjeros

La banca mediana se ha vuelto a convertir en el claro deseo de los bancos extranjeros, quienes encuentran en estas entidades la vía más rápida para expansionarse en España. El interés que despiertan los bancos medianos queda reflejado en su cotización, ya que todos muestran crecimientos positivos en Bolsa.

En los últimos dos meses grupos como el británico Barclays, quien ya adquirió el pasado año el Banco Zaragozano, o el portugués Caixa Geral, primer grupo financiero luso, han vuelto a reiterar su interés por crecer en España a través de la compra de bancos medianos.

El español Banco Popular, que cada vez se distancia más de los dos grandes, también ha insistido en los últimos días en que quiere crecer en España y Portugal a través de compras si encuentra una oportunidad, ya que lo suyo es el mercado doméstico.

El propio Banco Sabadell, que el año pasado protagonizó la compra del Atlántico, también está dispuesto, como ya han dicho sus responsables, a seguir ganando peso vía compras. 'Hemos hecho tres compras y ojalá hubiera más', declaraba en marzo a este su director general Juan María Nin.

A ello se unen las recientes especulaciones que apuntaban a un posible interés del Royal Bank of Scotland por Bankinter, una vez rota la alianza entre el banco escocés y el Santander Central Hispano.

Todo ello ha contribuido a que los bancos medianos que cotizan vuelvan a convertirse en los protagonistas del sector en Bolsa. Así, frente a las caídas en el año experimentadas por el Popular, Banesto, o el Santander, el resto de la banca mantiene una tendencia positiva.

Así, el Banco Guipuzcoano subió en los nueve primeros meses un 21,86%, el Valencia, controlado por Bancaja, mejoró su cotización un 23,44%, y el Pastor, ha experimentado una subida del 0,66%.

La cotización de Bankinter, mientras, se ha visto favorecida por las especulaciones de las últimas semanas, lo que le ha llevado a cerrar el viernes con una subida acumulada en el año del 2,03%.

No obstante, el mercado es cada vez más estrecho, y las oportunidades más escasas, lo que dificulta considerablemente la posibilidad de que estos bancos con ganas de comprar puedan llevar a buen puerto sus objetivos. Pero los posibles compradores parece que saben esperar.

'No soy consciente de que haya aquí bancos en venta ahora, pero va a haber más oportunidades', declaraba hace algo más de un mes Jacobo González-Robatto, consejero delegado de Barclays España. El director general del Popular, Roberto Higuras, coincidió el jueves con esta misma declaración, aunque amplió a Portugal su abanico de búsqueda, donde ya adquirió el pasado año el BNC.

SCH asume el coste de la compra de Abbey

No se debe desestimar el desplome del 16,72% que ha tenido el SCH durante el año. Esta caída también ha lastrado los índices de banca, ya que la acción de esta entidad pondera cerca del 40% de todos los títulos. Lo positivo, según los analistas es que el SCH ya ha despejado las incertidumbres de la compra del Abbey, por lo que ahora su acción debería tender a normalizarse. Sin embargo la acción cayó un 2,62% durante la semana pasada.

Factores externos que pesan

Los factores externos han impedido que la subida de la banca mediana sea más pronunciada. El principal elemento en contra ha sido la presión que están generando los tipos de interés sobre los márgenes financieros. Estas perspectivas han sido internalizadas por los mercados, que sin embargo sólo han castigado hasta el momento a las entidades españolas de mayor peso, según analistas de Deutsche Bank.

No obstante, expertos de ING son optimistas y vaticinan que lo peor de los márgenes ya ha pasado y que esperan mejores beneficios en la segunda parte del año. Algo que podría traducirse en un eventual repunte de bolsa para todo el sector y que mantendría el alza de los medianos. También hay que considerar la confusión sobre el crecimiento económico y aunque hay una fase de subida de tipos que podría ser favorables para la banca, los cambios contables de 2005 están condicionando los números de los analistas.

Otro elemento para tomar en cuenta es el recorte de gastos, que según los analistas ya no está siendo visto como un factor que eleve las ganancias.

Banesto y Popular están en la cola con sus pérdidas

Banesto y Popular lideran las caídas en los primeros nueve meses del año con un 1,05% y un 4,90% respectivamente. En el caso de Banesto, sus buenos resultados semestrales no han logrado mitigar el irregular desempeño en Bolsa. Por su parte, el Popular se ha visto afectado por la salida de la Mutua Madrileña de su capital y el estrechamiento de sus márgenes financieros, lo que, según analistas, impediría repetir los buenos resultados de este año.

Bankinter y Banco Pastor se revitalizan

Bankinter caía más de un 5% hace tres semanas hasta que los rumores sobre una posible compra del Royal revitalizara su acción hasta recuperar todo lo perdido en el año, cerrando el viernes en un 2,03%. Al mismo tiempo, Pastor era otro de los bancos que no había levantado cabeza hasta que hace menos de un mes anunciara una ampliación del 20% de su capital, equivalente a 200 o 270 millones de euros, dependiendo de la prima. Gracias a ello ha salido de números rojos.