Valencia

El sector del mueble se vuelca en la feria para salir del bache

Un 15% más de expositores pese a la crisis que arrastra el sector. La 41 edición de la Feria del Mueble de Valencia parece haber sido elegida por los fabricantes como test definitivo de si pueden salir del bache en el que llevan cuatro años

Una apuesta fuerte para intentar salir del bache por el que atraviesa el sector. Ese parece que sea el objetivo que se han marcado los fabricantes de muebles españoles ante la 41 edición de la Feria Internacional del Mueble (FIM) que, desde hoy y hasta el próximo sábado, acogerá a 2.000 empresas que expondrán su oferta ante unos 88.000 compradores profesionales.

Se trata de una de las mayores ediciones tanto en expositores como en metros cuadrados ocupados. Todo en un año en el que las cifras de ventas al exterior suponen un mal augurio: hasta junio las exportaciones de muebles desde España cayeron un 3,7%, un 6,1% desde la Comunidad Valenciana, territorio que supone más del 30% del total del sector.

Pese a estas cifras, el presidente de FIM, Enrique Pérez Tortosa, se muestra esperanzado en que 'pese a la ralentización, los esfuerzos de los empresarios se vean recompensados'. El incremento de expositores y de compradores previsto avalan el optimismo de Tortosa que, sin embargo, no es compartido por otros empresarios que aseguran que si el mercado está mal -con la caída de las exportaciones y el aumento de las importaciones del 21% hasta junio- la feria será reflejo del mismo. Según el sector, en un certamen como este se pueden llegar a cerrar entre el 15% y el 30% de las ventas anuales, con lo que los contactos que se puedan cerrar a lo largo de la semana indicarán el comportamiento futuro.

El sector arrastra ya cuatro años de crecimiento prácticamente nulo en cuanto a la producción se refiere y que ronda los 8.300 millones de euros. Esta crisis tiene como solución, según los propios empresarios, una reconversión del sector que cuenta con más de 13.000 empresas de las cuales sólo el 8% tienen tamaño suficiente para poder competir en la actual situación del mercado. Sin embargo, no hay ningún movimiento en este sentido.

Una oferta conjunta para todo el hábitat

La Feria del Mueble coincide en fechas y recinto con otros dos certámenes: el de Iluminación (Fiam) y el de Decoración (Deco Cevider) en lo que pretende ser una oferta conjunta para todo el hábitat. El presidente de Fiam, Mario Mariner, considera que esta apuesta conjunta es una buena manera de 'hacer frente a los problemas que atraviesan estos sectores'.

No en vano, tanto iluminación como cerámica decorativa corren suerte similar que su hermano mayor, el mueble. En los seis primeros meses del año las exportaciones de estos sectores también se cayeron, con lo que aunar esfuerzos parece casi obligatorio.