Medios

El grupo Zeta vuelve a beneficios tras cargar 10,5 millones a reservas

Tras las pérdidas de ejercicios anteriores, el grupo Zeta cerró 2003 con un beneficio de 2,099 millones de euros. La vuelta a resultados positivos se basó en una fuerte mejora de los beneficios de explotación, aunque sólo fue posible gracias a la contabilización contra reservas de gastos extraordinarios por 10,5 millones de euros, lo que supuso una salvedad de los auditores.

En su informe de gestión, el grupo Zeta, editor, entre otras publicaciones, de El Periódico de Catalunya, Interviú y Tiempo, asegura que se ha consolidado la nueva estructura organizativa, agrupando los distintos negocios en dos unidades de gestión, una de prensa y la otra del resto de productos (revistas, libros y multimedia) y en una unidad de servicios corporativos, lo que 'ha repercutido en una mejora de la gestión', según la empresa.

El importe neto de la cifra de negocio creció un 1,36% hasta 415,2 millones de euros. De esa cifra, 214,4 millones, algo más de la mitad, corresponde a la venta de publicaciones. La filial Ediciones Primera Plana, con beneficios de 11,5 millones, es el motor de la rentabilidad del grupo.

El grupo logró una mejora del 45% en su beneficio de explotación, hasta 15,2 millones, lo que permitió cambiar a positivo el signo del resultado ordinario (7,15 millones). En parte, esa mejora derivó de un plan de ahorro de costes que continúa este año. Los resultados extraordinarios contabilizados fueron negativos por 8,33 millones.

Adicionalmente, varias sociedades del grupo registraron en sus cuentas individuales en concepto de gastos extraordinarios por bajas de personal un importe global de 10,499 millones de euros que el grupo ha registrado con cargo a reservas. Según el informe de auditoría de PricewaterhouseCoopers, 'dicho importe debería registrarse contra gastos del ejercicio; por consiguiente el resultado del ejercicio y las reservas de libre disposición deberían disminuirse y aumentarse' en esos 10,499 millones, respectivamente, lo que situaría al grupo en pérdidas.

Tras la venta del 50% de Suma de Letras al otro socio (Santillana, del grupo Prisa, empresa editora de este diario), Zeta apuesta por un nuevo sello de bolsillo denominado Byblos, únicamente con el fondo editorial de Ediciones B.

Revalorización voluntaria de activos

Además de la salvedad relativa a los gastos extraordinarios cargados contra reservas, el informe de auditoría del grupo Zeta señala que en el balance, inmovilizado y fondos propios incluyen revalorizaciones voluntarias por importe de 36,638 millones de euros contabilizadas en 1993 y 2002.

'Como consecuencia de dichas revalorizaciones', dice el auditor, 'el inmovilizado figura sobrevalorado en 36.639 miles de euros, las reservas figuran sobrevaloradas en 36.931 miles y el resultado del ejercicio se encuentra infravalorado en 293 miles de euros'. Zeta se amparó en informes de expertos independientes para efectuar esas revalorizaciones.