Valores a examen

Iberia y BA, una fusión 'inviable'

La sociedad de Bolsa M&G recomienda comprar títulos de Iberia por su buena situación relativa en el sector aéreo. Los analistas de esta firma consideran, sin embargo, que el futuro inmediato de la compañía no pasa por la fusión con British Airways, como se ha especulado en las últimas semanas.

'No consideramos viable esta posibilidad en el corto y medio plazo', señalan en una nota a sus clientes. Por un lado, argumentan los analistas, el 40% del accionariado de Iberia tiene un bloqueo legal que les impide vender hasta mediados de 2005 y, por otra parte, existe un conjunto de restricciones legales derivadas de acuerdos bilaterales entre países que requieren la existencia de una compañía con una nacionalidad concreta.

'Es evidente que la tendencia natural del sector es la consolidación e Iberia jugará un papel importante por su pequeño tamaño, presencia en nichos de mercado y su elevada rentabilidad, pero las fuertes regulaciones alejan ese escenario bastante en el tiempo', señalan los analistas de M&G.

Los analistas de la firma recomiendan comprar acciones de la aerolínea española

Los principales retos que afronta la aerolínea son la ampliación de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, la competencia de las compañías de bajo coste, la amenaza que supone la unión entre KLM y Air France en las rutas hacia Latinoamérica y la escalada en el precio del crudo.

M&G considera, pese a todo, que Iberia está bien situada para enfrentarse a los nuevos retos del sector, por lo que recomiendan comprar acciones de la compañía, con un precio objetivo de 2,41 euros por acción. Esta valoración concede un recorrido del 6,17% a los títulos respecto al precio con el que cerraron la semana. Esta valoración incluye 1,029 euros correspondientes a la participación de Iberia en Amadeus.

'Iberia goza de una envidiable situación operativa, con una de las estructuras de costes y de utilización de capital más próximas a las aerolíneas de bajo coste y una flexibilidad en flota del 13% que le permite retrasar o cancelar la recepción de aeronaves en función de la demanda', señala esta agencia.

Teniendo en cuenta que la demanda del tráfico aéreo crece dos veces al ritmo del PIB, la mayor estabilidad y desarrollo de los mercados latinoamericanos, la ampliación de los aeropuertos españoles, así como los incrementos previstos de capacidad (8% o 9% en 2005), M&G estima un crecimiento anual compuesto del 8,3% de los ingresos de Iberia para los próximos ejercicios.