æscaron;ltima

Llega a España un banco ético con un cuarto de siglo de experiencia

Sí, es rentable montar un banco ético. Es una de las respuestas que con más hincapié y frecuencia dan los responsables de Triodos Bank, sabedores del escepticismo que suelen generar las iniciativas con principios sociales. Creado en Holanda en 1980, y presente también en Bélgica y Reino Unido, el primer banco ético que se instala en España nació 'con la misión de contribuir a un cambio positivo y sostenible de la sociedad'. Y así lo refrendó en la presentación en sociedad del grupo en Madrid el director general para España, Esteban Barroso.

En un acto multitudinario y arropados por empresarios comprometidos, organizaciones no gubernamentales y algún que otro representante del mundo financiero, los directivos de Triodos Bank dibujaron un banco muy diferente al que los ciudadanos de a pie están acostumbrados.

'Hay que tratar de dar valor a la sociedad' o 'buscamos el equilibrio de las tres p según las iniciales en inglés: gente, planeta y beneficios' fueron algunos de los mensajes que lanzó Peter Blom, consejero delegado del banco, en contraposición a unos rivales que 'sólo buscan el rendimiento'.

'Somos un banco diferente, pero no una ONG', dice Peter Blom, consejero delegado de una entidad que trata de ofrecer al cliente otras rentabilidades además de la económica

Y la diferencia es que ofrecen al cliente, tanto a particulares como a empresas, un binomio a primera vista poco conciliable 'rentabilidad económica y social'. Aunque ahora cada vez está más de moda entre la banca vanagloriarse de la cantidad de dinero que dedica con fines altruistas en pro de la responsabilidad social corporativa.

Triodos no es el primero que hace banca ética, pero sí la primera entidad sólo con este enfoque. En España, cajas como BBK, Caixa Catalunya, Caixa Galicia o Caja Granada llevan años de seria apuesta por los microcréditos y otras iniciativas.

El nuevo actor que entra en juego puede incentivar la carrera. Sus cifras, más que modestas incluso frente a las entidades españolas más pequeñas, son, sin embargo, el reflejo de su trayectoria: más de 100.000 clientes en Europa, beneficio al menos desde 2001, de tres millones de euros el año pasado, un patrimonio gestionado de 1.500 millones y 921 millones en depósitos.

El dinero que capte en depósitos y cuentas lo invertirá en dar créditos a empresas con proyectos sociales, culturales y del medio ambiente (léase turismo sostenible, agricultura ecológica o iniciativas culturales, entre otros) de los que otros no se ocupan. Dar créditos a ONG's también entra en sus planes. æpermil;sa es su filosofía para conjugar una estrategia comercial, y que le sea rentable, con la social. Aunque la remuneración que ofrece su cuenta ahorro es del 1,51% TAE, muy por debajo de otros ganchos en internet.

Aunque no por ser un banco ético erradicarán las comisiones, pero aseguran que no las cobrarán por abrir una cuenta, mantenerla o hacer ingresos. Ya lo dijo Blom: 'Somos un banco, no una ONG'. Pero, eso sí, 'un banco diferente'.

A juzgar por sus cálculos, parece que no ven extramadamente difícil encontrar ahorradores, ya que Triodos calcula que unas 70.000 empresas y entre el 7% y el 11% de los españoles tienen interés en promover una sociedad más justa.