Crisis de los astilleros públicos

Bruselas afirma que el plan de Izar prevé 2.000 despidos

La Comisión Europea desveló el viernes parte del plan que el Gobierno ha elaborado para solucionar la crisis de Izar. Según los documentos que el presidente de la SEPI entregó al departamento de Mario Monti, comisario de Competencia, en los astilleros sobran unos 2.000 trabajadores.

Bruselas respaldó ayer el plan del Gobierno sobre los astilleros al afirmar que 'salvaguarda un total de 9.000 empleos, lo que es una parte sustancial de la empresa'.

El portavoz oficial de Mario Monti, Tilman Lueder, aseguró, en nombre de la dirección general de la Competencia de la CE, que 'estamos confiados porque el proyecto sigue encima de la mesa, a pesar de que haya sido aparcado temporalmente'.

El pasado día 21 de septiembre, el presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, explicó a los técnicos del comisario de Competencia las directrices de un plan industrial que, anteayer, tuvo que retirar ante las presiones de los sindicatos de Izar presentes en la Mesa de Negociación. 'Ese plan permitiría salvar la mayor parte de los empleos de Izar', elogió ayer el portavoz oficial de Monti.

La recuperación de las ayudas debe hacerse lo antes posible, según la CE

En los astilleros trabajan actualmente unos 11.000 empleados, lo que significaría que, entre prejubilaciones y bajas incentivadas, la plantilla de los astilleros públicos se vería reducida en 2.000 empleos aproximadamente.

La SEPI no quiso valorar las declaraciones del gabinete de Monti, y se remitió a las palabras que pronunció el ministro de Economía, Pedro Solbes, quien afirmó que 'mientras no haya una propuesta alternativa, el Gobierno trabajará con el plan que tiene actualmente encima de la mesa'.

Solbes puntualizó que el plan actual 'puede ser corregido y puede incluir algunos elementos nuevos', aunque no desveló cuáles. Seguramente, esperará a que se reanuden las negociaciones con los sindicatos, el próximo día 29, sobre una nueva base pactada el jueves pasado, en la que no se contempla la segregación de los astilleros ni tampoco su privatización. La Comisión recordó que la recuperación de las ayudas ilegales pendientes (más de 400 millones, de momento) debe hacerse 'lo antes posible y con arreglo a un calendario estricto'.

La legislación comunitaria sobre ayudas de estado no prevé plazos respecto a la negociación entre Bruselas y las autoridades nacionales. 'Estamos negociando y ya hay propuestas y contrapropuestas', afirma la Comisión. 'Pero se trata de neutralizar, lo más rápido posible, la ventaja ilegal que recibió la empresa'.

El problema sigue siendo 'difícil', según los sindicatos

Los sindicatos siguen con las espadas en alto, pese al importante paso que se dio el jueves al acceder la SEPI a 'aparcar' el plan inicial (que contempla la segregación de los astilleros y la privatización de la parte civil). El viernes, UGT y CC OO de Sevilla comenzaron una campaña de apoyo en defensa de los astilleros, que culminará con una gran manifestación el 5 de octubre, donde confían que 'haya una masiva participación de la ciudadanía'.

Los sindicatos también mantienen los paros de los próximos 28 y 30 de septiembre. 'El problema sigue siendo difícil, porque la solución no compete a España, sino también a la Unión Europea', afirmó el viernes Cándido Méndez, en declaraciones a Europa Press. 'Tras el acuerdo con la SEPI al menos hay un margen de negociación'.