Telefonía móvil

El sector del móvil reprocha que la rebaja de precios no llegará al cliente final

Las operadoras de móvil han acogido con disgusto la propuesta de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) de rebajar entre un 20% y un 24% sus tarifas de terminación -las que cobran por concluir en su red las llamadas- y ya han mandado o preparado sus alegaciones.

Fuentes de las operadoras aseguran que el recorte de tarifas llega en un momento muy delicado para el sector. Los ingresos por interconexión representan entre el 20% y el 25% del total de sus ventas, así que una baja del calibre de la propuesta tendrá un fuerte impacto en el resultado final. El problema es que el móvil ha entrado en un ciclo de crecimiento moderado, en el que la saturación del mercado y la madurez del GSM impedirán que la merma de ingresos se compense con mayores ventas por captación de clientes o mayor consumo.

Las representantes del sector en España hacen hincapié, sobre todo, en que el esfuerzo que representa para ellas la rebaja propuesta no se trasladará al cliente final, en forma de recorte de las tarifas de fijo a móvil. Hasta ahora, sólo Telefónica, Tele2 y Aló han repercutido en su integridad las disminuciones que se han hecho en el pasado, mientras que muchas operadoras alternativas, entre ellas Auna, Ono, Jazztel y Uni2, las han utilizado para mejorar sus márgenes.

Con la rebaja actual es posible que ni siquiera Telefónica la repercuta completo, porque le basta con un 10% de recorte en el precio de terminación de los celulares para bajar sus tarifas de fijo a móvil de forma que cumpla con los requisitos del Gobierno.

Atentos a

Hasta ahora Telefónica ha cumplido con su obligación anual de bajar precios apoyada en gran medida por el recorte de los precios de terminación del móvil, que han supuesto un 80% del total, con lo que ha trasladado al cliente los beneficios del ahorro.