Aerolíneas

United Airlines anticipa que habrá más recortes de empleos

United Airlines seguirá rebajando su nómina. La aerolínea estadounidense, que entre 2002 y 2003 ha perdido un 38,9% de su plantilla, va a recortar más empleo, según dijo ayer en Bruselas su consejero delegado Glenn Tilton. Según Reuters, Tilton señaló que habrá 'una significativa rebaja de empleos como parte de un programa de recortes de costes de 655 millones de dólares que está siendo estudiado por parte de la empresa'.

Tilton no especificó el porcentaje de afectados en una plantilla que actualmente ronda las 62.200 personas.

La aerolínea americana, está en suspensión de pagos desde diciembre de 2002, un destino que comparte con otras grandes del sector como US Airways que solicitó la protección judicial ante acreedores, por segunda en 25 meses, vez esta semana.

United aún debe tomar otra decisión dura con sus trabajadores que es acabar con el plan de pensiones. Tilton dijo ayer que los gestores de la aerolínea tienen aún 90 días para decidir sobre ello. Por lo pronto, United ha dejado de hacer una contribución de 72 millones.

La Administración Federal ha mostrado ya su preocupación por esta situación porque será el Gobierno quien tenga que hacerse cargo de las pensiones. Por otro lado, se sienta un mal precedente en una industria en la que muchos de sus protagonistas tienen pérdidas provocadas por sus altos costes, el alto precio de los carburantes y la competencia que imponen las aerolíneas de bajo coste. El temor del Gobierno es que haya que hacerse cargo de las pensiones de una buena parte del sector.

Tilton dijo ayer además que EE UU debe seguir el ejemplo de la UE, donde se están animando las fusiones entre aerolíneas para revivir el sector. Para este ejecutivo, acuerdos como el que recientemente ha unido a Air France con la holandesa KLM son constructivos y eliminan 'innecesarias ineficiencias en el sector'. De acuerdo con Tilton, EE UU impone muchos obstáculos administrativos (con altos impuestos y costes) a las fusiones entre aerolíneas, lo que impide resolver problemas de exceso de capacidad.