Sanidad

El Gobierno rechaza financiar la sanidad con los beneficios de las mutuas de trabajo

El Gobierno no tiene entre sus objetivos costear los gastos sanitarios con los beneficios de las mutuas. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, dijo ayer que financiar la sanidad con los excedentes de las mutuas de trabajo sería 'un paso atrás' ya que este servicio público debe sufragarse con recursos 'provenientes de todos los ciudadanos y no sólo de los trabajadores y empresarios'.

Granado respondió así a la reciente propuesta lanzada por el presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Josep Lluis Carod-Rovira. El líder independentista propuso el miércoles al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que la Generalitat de Cataluña pudiera disponer de la parte de los beneficios de las mutuas como fórmula alternativa para financiar la sanidad.

Sin embargo, Granado explicó ayer que los fondos de las mutuas tienen su origen en las cotizaciones de los empresarios y los trabajadores y, por tanto, son ingresos contributivos que, de acuerdo con el Pacto de Toledo, deben utilizarse para financiar prestaciones contributivas. Esa recomendación, subrayó, fue 'unos de los principales activos del Pacto', ya que hizo posible la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social. 'Si aquella decisión fue un paso adelante, volver atrás hoy no es un camino positivo', dijo.