Querella

El presidente de Spanair, contra los directores de Iberia y British por llamarle "cacique"

El presidente de Spanair, Gonzalo Pascual, ha presentado ante un tribunal de primera instancia de Madrid una denuncia contra los directores generales de Iberia y British Airways España, Enrique Donaire y Carlos Gómez, respectivamente, quienes le acusaron de cometer una "cacicada" y de ser "un personaje relevante del Partido Popular" en relación a un supuesto trato de favor recibido en la adjudicación de espacios de la nueva terminal del aeropuerto de Barajas, ha anunciado el propio Gonzalo Pascual.

"He presentado ayer una demanda de protección del honor contra Enrique Donaire y Carlos Gomez porque si se dice se ha cometido una cacicada, me están llamando cacique, además de afirmar que he recibido una trato de favor o de ser un prohombre del partido", argumenta el presidente de Spanair.

La demanda, que se basa en ley 1/1982 de protección de los derechos fundamentales, solicita al juez "el reconocimiento de que las acusaciones vertidas por los directores generales de Iberia y British Airways son lesivas contra los derechos fundamentales y contra el prestigio de Gonzalo Pascual como persona y como presidente de Spanair".

Disculpas en revistas

Asimismo, el copropietario del grupo Marsans reclama a estos dos directivos que su reconocimiento "se publique en tres revistas especializadas del sector", aunque no pide ningún tipo de compensación económica. "Yo lo que pido es que de ninguna de las maneras se puede afirmar que se ha hecho una cacicada, porque ese cacique se supone que soy yo, ni que he sido beneficiado por el poder, cuando además se nos ha dado menos (en el aeropuerto de Barajas) de lo que estrictamente nos correspondería", explicó a Europa Press.

Gonzalo Pascual niega haber pertenecido "nunca" a ningún partido político, "lo que no es el caso de Iberia". "Cuando Iberia fue privatizada, sus gestores fueron designados por el anterior Gobierno, y que ahora quieran acusarme de tener connivencias con el partido que a ellos les ha puesto allí, me parece inadmisible", sostuvo.