Administraciones Públicas

Solbes vaticina un "ligero déficit" en las cuentas de 2004

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha avanzado que, de acuerdo con las cuentas provisionales presentadas en Bruselas, el conjunto de las Administraciones Públicas cerrará el ejercicio 2004 con un "ligero déficit".

Este saldo negativo es resultado de un déficit del Estado del 1,12% del PIB y de unos superávit del 0,8% de la Seguridad Social y del 0,24% en las comunidades autónomas. No obstante, advirtió de que se trata de cifras "provisionales", ya que, "evidentemente todavía tendremos que ver cómo evolucionan algunos datos a final de año".

Asimismo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), Solbes explicó que, en las cuentas de 2003 entregadas en Bruselas, el conjunto de las Administraciones Públicas tuvo un superávit del 0,42% del PIB (3.118 millones de euros).

Este resultado, también provisional, "porque siempre puede haber una corrección por algún factor no contabilizado", precisó el vicepresidente, es consecuencia de un superávit de la Seguridad Social (el 1,08%) y de los déficit de las comunidades autónomas (del 0,24%) y del Estado (del 0,34%).

El vicepresidente explicó además que en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera se produjo un debate sobre la Ley General de Estabilidad Presupuestaria, que obliga a las comunidades autónomas con déficit a presentar un plan de saneamiento económico-financiero.

Saneamiento de las comunidades

En esta situación, precisó, sólo se encuentran Cataluña y la Comunidad Valenciana, aunque, "en términos de impacto porcentual sobre su región", algunas comunidades "no entran en esta dinámica pero sería bueno que hicieran un esfuerzo en saneamiento".

De hecho, recomendó Solbes, estas comunidades deberían elaborar un plan de saneamiento "si prevén un mayor endeudamiento a largo plazo porque esto permitirá al Gobierno medir mejor cuáles son sus obligaciones y cómo corregir la situación existentes".

Sobre este punto, explicó, a propuesta de la Comunidad Valenciana, el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha acordado por unanimidad que las comunidades que incurran en déficit y elaboren un plan de saneamiento cuenten con tres años -desde la presentación de ese plan- para lograr el equilibrio. Así, dicha autonomía efectuará su saneamiento entre 2005-07 y tendrá que estar en equilibrio en 2008, anunció Solbes.

Además, al término de la reunión, Cataluña, Galicia, Canarias y Andalucía presentaron un debate "interesante" sobre la financiación de la sanidad. Solbes reconoció que el sistema de financiación autonómica actual es "teóricamente cerrado y no plantea la revisión de ese tipo de situaciones", pero "en mi opinión, esto presenta ciertas dificultades en el sistema, cuando los problemas están ahí", dijo.

Por eso, aseguró Solbes, el Ejecutivo está "dispuesto a cooperar" porque "aunque no es un problema en el que el Gobierno tenga la responsabilidad fundamental, es imprescindible su cooperación para solucionarlo".

Además, añadió, "somos conscientes de que no es un problema financiero, sino algo más complejo que habrá que tratar con más calma" y que "antes o después tendremos que afrontar".

Valencia y Cataluña arrastran a las CC AA

Las comunidades autónomas cerraron el ejercicio 2003 con un déficit en términos de contabilidad nacional de 1.770 millones de euros, lo que supone el 0,2% del Producto Interior Bruto (PIB), según datos dados a conocer hoy en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Este resultado es consecuencia del déficit de dos comunidades: la Comunidad Valenciana, con 971 millones, y Cataluña, con 723 millones, que suponen en cada caso una décima del PIB. Del resto de comunidades autónomas otras nueve presentaron cuentas negativas, en cantidades tan pequeñas que técnicamente se considera equilibrio presupuestario: Baleares (-79 millones de euros), País Vasco (-51 millones), La Rioja (-45 millones), Murcia (-42 millones), Canarias (-22 millones), Aragón (-20 millones), Castilla y León (-18 millones), Extremadura (-4 millones) y Navarra (-2 millones). También presentaron equilibrio presupuestario aunque con un saldo positivo, Galicia (+63 millones), Asturias (+60 millones), Andalucía (+52 millones), Cantabria (+15 millones), Madrid (+8 millones), Ceuta (+8 millones) y Castilla-La-Mancha (+1 millón de euros), mientras que Melilla cerró con equilibrio absoluto.