CincoSentidos

Imagen a medida para triunfar

Los primeros siete segundos son cruciales. Expertos en imagen personal, e incluso profesionales de otros sectores como la publicidad, saben que ese primer vistazo sirve para hacerse una idea o juicio de la persona ante la que se está. A la hora de conseguir un empleo, un ascenso o un cambio son cada vez más los que se acercan a empresas de asesoría de imagen para dar un cambio o una 'puesta a punto', como lo denomina Carmen Cazcarra, una de las asesoras de imagen personal con más experiencia de España.

'Nos vienen clientes diciendo que quieren conseguir el puesto de director general de la empresa', comenta Cazcarra, quien ha publicado recientemente el libro El poder creativo de la imagen personal, un manual dirigido a aquellas personas que se dediquen a la asesoría integral. Porque si en algo insiste quien ha trabajado en la imagen de políticos como Joan Clos, alcalde de Barcelona, es en que no se trata de un cambio de peinado y de armario sino que es un proceso que incluye las actitudes y afecta a la confianza de la persona. 'En el fondo lo que quiere todo ser humano es conquistar, sea un trabajo o una pareja', reflexiona la también licenciada en Psicología. Ella se encarga de armar al cliente para esa conquista.

Más hombres que mujeres. Carmen Cazcarra reconoce que el 60% de sus clientes son del género masculino, mientras que en torno al 40% son mujeres, aunque no en todas las empresas es así. Aparte del mundo del espectáculo, la política o la empresa, donde hay más hombres que mujeres, están copando gran parte de estos servicios. 'El mundo empresarial está tomando conciencia de que la imagen personal, y no sólo la corporativa, es el estandarte del negocio. EE UU lleva una gran ventaja'.

Desde la consultoría de Recursos Humanos Ajilon reconocen que la imagen no suele ser sino un requisito implícito en la selección de personal. 'Se pueden hacer recomendaciones de cara a una entrevista, pero la asesoría de imagen se reserva a unas esferas que no pasan por nuestra selección'.

Elena Borrás, de la empresa Image, admite que su trabajo se centra en ejecutivos y profesionales que quieren cambiar radicalmente de profesión o que están en búsqueda de empleo. Los ascensos son de los momentos clave, cuando nuevas normas de protocolo, una nueva forma de vestir y e incluso nuevos restaurantes a los que acudir se hacen necesarios. 'Cuando conocemos las reglas somos capaces de romperlas', comenta la experta en imagen Aneta Folsberg (House of colors. 914354925).

Si de vestuario se trata, el llamado personal shopper es la persona que 'acompaña y facilita las compras, recomienda al cliente y se ocupa de que nada falle', según María Luisa Borrell, que lleva una empresa de este servicio en Barcelona. Sus servicios pueden llegar a costar entre 300 o 400 euros la hora, aunque negociable si se le contrata por días. Y no se trata de gastar millonadas en compras, sino de 'aprender a comprar y a combinar', asegura Borrell. Aprender a hacerse un fondo de armario, organizar las compras o hacer test de color para saber cuál es el que mejor le sienta al cliente son los ejes del trabajo de asesores que, en muchas ocasiones, trabajan por libre.

Entre diez horas de sesión o seis meses puede oscilar una asesoría completa. La regla de oro es que sea lo más personalizada posible, una radiografía de cada cliente. Se comienza con una entrevista intensiva donde se 'localizan las carencias de esa persona', remarca Carrazca. Lo esencial es conocer el rol del cliente y adecuar su vestuario y estética'. Ejercicios de logopedia, cambio de peinado, cirugía estética si es necesaria, lecciones de protocolo o la remodelación de la vestimenta son aspectos de una asesoría integral cuyo precio puede oscilar entre los 100 y los 150 euros por hora.

Lo que preocupa a cada profesión

El mundo del espectáculo se preocupa mucho por su estilismo, es decir, colores, prendas de vestuario, complementos, cabello, maquillaje, etc.

Los políticos sienten más necesidad del protocolo a seguir, el comportamiento, la oratoria y adaptar su imagen externa a una imagen creíble, seria, cercana.

Los empresarios se preocupan por complementar la imagen externa y la comunicación comenzando por las habilidades sociales. Los gestos y posturas para saber interpretarlos correctamente, utilizar el tono, el volumen y la modulación de la voz adecuadamente, saber elegir un regalo de empresa, como hacer presentaciones eficaces, como ser un buen anfitrión para recibir a su cliente, saber dónde sentarlo, conocer las tradiciones y costumbres de otras culturas si tiene que tratar a clientes internacionales o tiene que trasladarse. Cómo hacer la maleta y aprender a combinar prendas es otra de las preocupaciones del empresario moderno, asegura Carmen Cazcarra.

Para ir a la moda

Expertas en asesoría de imagen como María Luisa Borrell y Carmen Cazcarra, de Barcelona, dan algunas pistas de lo que debe saber para estar a la moda en el otoño y el invierno que se avecina.

Vuelven los cuadros al más puro estilo galés. Chaquetas, pantalones o trajes de cuadros galeses son la apuesta de las nuevas colecciones.

Los tejidos que más se verán este invierno son el tweed, las lanas y mucho terciopelo. Las pieles se verán en chalecos y cazadoras. Todo muy a la inglesa.

Las líneas que triunfan en la temporada que se avecina son el estilo amazona y el de motorista.