Farmacia

GSK paga 2.100 millones para cerrar el 'caso Paxil'

La farmacéutica GlaxosmithKline comunicó ayer que ha decidido pagar 2.500 millones de dólares (cerca de 2.100 millones de euros) para cerrar las investigaciones de la fiscalía de Nueva York a cerca de unos estudios sobre su antidepresivo Paxil, vendido en España como Seroxat.

A principios de junio el fiscal Eliot Spitzer anunció una demanda contra GSK por considerar que la compañía había manipulado datos sobre los efectos de Paxil, que podrían haber sugerido riesgos de suicidio al ser consumidos por niños y adolescentes. Ese día las acciones de GSK cayeron un 2,88%. El valor en Bolsa de la compañía subió ayer un 2,45%.

Spitzer había solicitado incluso que la empresa renunciara a las ganancias obtenidas con la venta del fármaco en EE UU, cercanas a los 3.000 millones de euros.

En su comunicado de ayer, GSK afirma que aunque 'creemos que las acusaciones son infundadas, la compañía ha acordado pagar al Estado de Nueva York 2.500 millones de dólares para evitar los altos costes y el tiempo que requeriría la defensa'. GSK recordaba que en su web pueden consultarse sus estudios sobre los efectos de Paxil.