Adquisición

Lactalis tiene el visto bueno de la CE para comprar Lauki

La Comisión Europea autorizó ayer la compra de las empresas del Grupo Prado-Cervera y de Central Lechera Vallisoletana, que pertenecen al grupo francés Alliance Agroalimentaire, por la española de capital belga Lactalis Iberia.

La CE aprueba la operación, adelantada por Cinco Días y valorada en más de 90 millones de euros, a pesar de que todas las empresas implicadas se dedican al negocio de los productos lácteos. La Comisión estima que las cuotas de mercado agregadas son 'modestas' y concluye que la operación no plantea problemas de competencia.

Lactalis pertenece al conglomerado belga BSA y comercializa la marca President. Central Lechera Vallisoletana vende la marca Lauki y el Grupo Prado Cervera hace negocio con la horchata Chufi y el batido Cholek.

El grupo francés Alliance Agro Alimentaire (3A) ya había reconocido a principios de este año que se encontraba negociando la venta de sus filiales españolas. A finales del mes de mayo este diario avanzó la operación que desembocó en la venta de las empresas al grupo Lactalis, que asumía una deuda de unos 50 millones.

Otras compañías del sector también habían mostrado interés en la operación, como la estadounidense Dean Foods.

La compra permite a Lactalis convertirse en la segunda mayor operadora de leche líquida en España tras Clas. Además, la fusión de Lactalis y las filiales españolas de 3A da lugar al segundo grupo lácteo español por facturación, tras Corporación Agroalimentaria Peñasanta, que factura cerca de 700 millones al año. La facturación conjunta de Central Lechera Vallisoletana y Grupo Prado Cervera asciende a más de 400 millones

Gigante lácteo

La fusión de Lactalis y las filiales españolas del grupo 3A da lugar a uno de los principales fabricantes de leche en España. Por facturación, la compañía se acerca al nivel de la primera empresa del país, Corporación Agroalimentaria Peñasanta.