Inmigración

24.000 inmigrantes cobran paro, un 5% de los que cotizan a la Seguridad Social

Un total de 24.137 inmigrantes cobran la prestación contributiva por desempleo (35.000 si se incluyen los que recibieron otros subsidios). Así, casi el 5% de los 800.000 inmigrantes que ya cotizan al sistema perciben alguna ayuda por desempleo, algo paradójico si se observa que, además, hay al menos otro medio millón más de irregulares.

Igual que los españoles, los trabajadores extranjeros que cotizan a la Seguridad Social tienen derecho a cobrar la prestación contributiva por desempleo si han cotizado previamente durante al menos un año.

Según datos del Ministerio de Trabajo, a los que ha tenido acceso este periódico, en abril pasado (último mes del que se disponen estas cifras) un total de 46.353 trabajadores extranjeros cobraron alguna prestación o ayuda por desempleo.

Pero no todos estos beneficiarios son considerados inmigrantes, ya que hay 1.370 perceptores procedentes de los 25 países de la Unión Europea a los que la Administración califica como trabajadores comunitarios.

Hecho ese filtro, existen 34.985 inmigrantes que cobran alguna prestación o ayuda por desempleo lo que supone casi el 5% del total de 800.000 inmigrantes (de países extra comunitarios). De todos los perceptores inmigrantes, 24.137 recibían la prestación contributiva, lo que quiere decir que habían cotizado como mínimo un año para cobrar cuatro meses la prestación y hasta seis años cotizados, para cobrar durante dos años el desempleo.

Estas cifras resultan paradójicas si se tiene en cuenta que además hay entre 500.000 y 800.000 trabajadores inmigrantes irregulares en la economía sumergida. No obstante, en el conjunto del sistema de Seguridad Social el porcentaje de parados que cobra algún tipo de prestación o ayuda es similar (el 7%). Si bien es llamativo que el mercado laboral de los inmigrantes, que tiene apenas cuatro años de vida en España, tenga el mismo porcentaje de parados cobrando prestación que un mercado laboral maduro como el español.

El motivo principal se encuentra en la elevada temporalidad que golpea a los inmigrantes. La constante salida y entrada del mercado junto con el hecho de llevar cotizando el tiempo suficiente para cobrar la prestación, genera más perceptores de lo que podía esperarse en un mercado que, en la práctica, necesita a estos trabajadores.

Las nacionalidades de los perceptores se corresponden con el grado de implantación de estos trabajadores en España. Así, Marruecos, Ecuador y Colombia, de donde procede un mayor número de perceptores por desempleo son los países que más mano de obra extranjera aportan, ya que, sólo entre los tres suman 399.639 trabajadores, el 37% del total de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social.

Constructores detenidos por explotación laboral

La Policía Nacional ha detenido a cuatro empresarios de la construcción por explotación laboral de inmigrantes en obras de Alicante, en la denominada Operación Sol, en cuyo transcurso se han identificado a 150 extranjeros empleados en 22 empresas diferentes.

Según informaron ayer fuentes policiales, la investigación, desarrollada por la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (Ucrif) continúa aún abierta debido a las informaciones que pudieran aportar los implicados en los interrogatorios.

Muchos de los ciudadanos extranjeros que trabajaban en las obras eran irregulares, sin contrato ni alta en la Seguridad Social. Además, recibían precarios sueldos y trabajaban, cerca de doce horas diarias, al tiempo que carecían de cualquier tipo de seguridad ante los riesgos de las labores que desempeñaban.