Subasta

El Gobierno ruso confía en obtener 1.928 millones por sus acciones de Lukoil

El Gobierno de Rusia confía en obtener "al menos" 1.928 millones de dólares por su paquete de acciones de la compañía petrolera Lukoil, que, según se anunció hoy, será puesta a subasta el próximo 29 de septiembre. Así lo anunció hoy Kiril Tomaschuk, presidente de la Fundación de Bienes Federales de Rusia, institución que controla las propiedades del Estado y que anunció hoy la fecha de la subasta y sus reglas.

El 7,59% de las acciones de Lukoil que hasta ahora quedaban en manos del Estado será vendido en un solo lote, cuyo valor aumenta por el hecho de que el grueso de los títulos está en manos de accionistas minoritarios y el futuro comprador tendrá asegurado un lugar en el Consejo de Directores.

Actualmente, el 20,58% de las acciones está en manos de los principales gerentes de Lukoil, particulares rusos poseen sólo el 3,9% y a los propietarios extranjeros les corresponde un 0,3% de las acciones.

Según la página web de Lukoil, a la compañía le pertenece un 1,5% de las reservas mundiales de petróleo y le corresponde un 2% de la extracción mundial de crudo y un 19% de la extracción y elaboración nacional. La petrolera produjo el año pasado 81,5 millones de toneladas de crudo y 4.800 millones de metros cúbicos de gas.

La agencia rusa RBC informó de que los ingresos de Lukoil aumentaron en 2003 un 40% y sumaron 22.000 millones de dólares. Sus ganancias netas ascendieron a 3.700 millones de dólares, y en diez años la compañía promete más que duplicar sus indicadores financieros.

A finales de 2002 el Estado ruso por primera vez colocó en la Bolsa de Londres títulos de Lukoil en concepto de ADR (American Depositary Receipts), es decir como acciones de firmas extranjeras aseguradas por bancos estadounidenses, lo que les permite ser negociadas como cualquier valor de una empresa de EE UU. Entonces el 5,9% de acciones de Lukoil, al precio de 15,5 dólares por unidad, se vendieron en un solo lote por 775 millones de dólares.

"La venta del paquete estatal de acciones de Lukoil dará al presupuesto 55.000 millones de rublos (1.928 millones de dólares)", declaró Tomaschuk. Ese será el precio de salida en la subasta, en la que los aumentos no podrán ser inferiores a seis millones de dólares. "Si la venta se produce, será la mayor en la historia de la privatización" en Rusia, destacó Tomashuk.

Para poder pujar por el 7,59% de Lukoil, que hasta ahora poseía el Estado ruso, los aspirantes deberán inscribirse y hacer un depósito de 450 millones de rublos (unos 15 millones de dólares) en el plazo del 30 de agosto al 27 de septiembre.

Comprador probable

Los expertos consideran que el comprador más probable será la compañía norteamericana ConocoPhilips, cuyos planes fueron apoyados personalmente por el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Propietaria de doce refinerías, es la principal compañía norteamericana en destilación de crudo y en Rusia comparte con el consorcio estatal Rosneft la empresa extractora "Poliárnoye Siyánie", en el norte de Siberia Occidental.

Con Lukoil ya tiene proyectos conjuntos, como el de crear una empresa mixta para la extracción de petróleo en Timano-Pechora, en el norte de la parte europea de Rusia.

Inesperadamente, también manifestó su interés Dabir International Ltd, de la que se sabe poco o casi nada, salvo las afirmaciones de su representante de que el grupo posee un banco y varias compañías petroleras y que su presidente y principal propietario es David Gugenhaim, de la dinastía que en 1937 creó la famosa red de museos de arte contemporáneo.