Opa

Ebro firma el crédito para pagar Riviana al dar por exitosa la opa

Ebro Puleva ha formalizado un crédito de 400 millones de dólares no sólo para pagar la compra de Riviana, sino también para refinanciar la deuda de la estadounidense. En la empresa española dan por seguro el éxito de la opa, cuyo plazo de aceptación acaba hoy.

El volumen de aceptaciones comprometidas a sólo un día para el fin del plazo de la oferta permite a Ebro Puleva dar por seguro que se hará con el 100% del líder estadounidense del arroz. Para ello, la empresa pagará primero todas las acciones que acepten la opa. A continuación, procederá a fusionar la filial que ha creado en Estados Unidos (Ebro Puleva Partners) con Riviana, pagando en efectivo la transacción a los accionistas minoritarios, como adelantó Cinco Días el 6 de agosto.

La compañía española, que con esta operación se proclama líder mundial del arroz, ya cuenta con el dinero necesario para pagar la factura de la adquisición.

Ebro Puleva pretende realizar una colocación privada de deuda en Estados Unidos. Dicha colocación (en dólares, para que la financiación sirva de cobertura natural de la inversión) aún se demorará, por lo que, entretanto, Ebro Puleva acordó con JP Morgan un crédito puente que se haría efectivo en caso de que la operación resultase exitosa.

EBRO FOODS 14,92 0,67%

La formalización de ese acuerdo de finales de julio se ha producido esta semana, según fuentes financieras. Ebro Puleva es el tomador del crédito, del que son garantes sus filiales Azucarera Ebro, Herba Ricemills y Puleva Food. El prestamista es la sucursal en España de JP Morgan Chase Bank. Clifford Chance ha sido el despacho que ha asesorado el contrato, firmado por Jaime Carbó en nombre del grupo español y Ricardo Barrenechea por parte de JP Morgan.

Dado que se cuenta con que la adquisición se complete con éxito, el crédito cubre no sólo el máximo de 381,4 millones que costará la compra de las acciones de Riviana, sino también la refinanciación de la deuda de la compañía estadounidense.

En principio, la efectividad de la opa está condicionada a que sea aceptada por un mínimo del 66,6% del capital, aunque Ebro Puleva dejó abierta la posibilidad de rebajar ese margen en caso necesario.

La empresa española se aseguró el respaldo formal de accionistas presentes en el consejo que cuentan con el 51,2% del capital, aunque informalmente las adhesiones garantizadas son mayores. Eso, y las aceptaciones recibidas, permitirán finalmente a Ebro hacerse con la totalidad del capital de la estadounidense.

Las cifras

400 potenciales compradores sondeó Goldman Sachs por encargo de Riviana Foods sin éxito antes de llegar a un acuerdo con Ebro Puleva.

12 millones de dólares es el importe del crédito puente firmado por Ebro Puleva con JP Morgan para comprar Riviana.

66,6% es el mínimo de aceptación que ha fijado Ebro en la opa.