Comercio exterior

El fuerte crecimiento de la demanda interna eleva el déficit comercial un 29,7% en el primer semestre

El déficit comercial acumulado en los seis primeros meses de 2004 ascendió a 26.665,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 29,7% en relación al mismo periodo del año anterior, según ha informado hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La tasa de cobertura se situó en el 73,4%, inferior en 3,9 puntos a la del periodo enero-junio de 2003.

Este incremento del déficit comercial fue consecuencia del aumento del 10,5% de las importaciones, que sumaron 100.120,2 millones de euros en el primer semestre, mientras que las exportaciones alcanzaron los 73.454,4 millones, aumentando un 4,8% en términos interanuales, ritmo superior en 1,5 puntos porcentuales al del segundo semestre de 2003.

Más exportaciones en el sector del automóvil

Por sectores, las exportaciones del sector automóvil (el principal sector exportador en el primer semestre de 2004, con una cuota del 22,7%) se incrementaron un 5,2%. Por partidas, se registró un mayor crecimiento en las ventas exteriores de componentes del automóvil (8,5%), que en las de vehículos terminados (3,8%). Los otros dos principales sectores exportadores, los bienes de equipo (20,7% del total) y las semimanufacturas (22,4% del total) también incrementaron sus ventas exteriores, un 7,7% y 3,8%, respectivamente.

Los productos energéticos fue el sector exportador más dinámico en los seis primeros meses de 2004, al crecer sus ventas un 15,2%. Las exportaciones de materias primas se incrementaron un 5,2%, las de alimentos un 4,6% y las de bienes de consumo duradero un 2,9%. El único sector que registró descensos en el primer semestre fue el de manufacturas de consumo, con una caída del 0,7% respecto al primer semestre de 2003.

Respecto a las importaciones, se registraron incrementos en todos los sectores como consecuencia del empuje de la demanda interna española. El mayor aumento correspondió a los sectores más ligados al consumo privado y así las importaciones del sector del automóvil crecieron un 18,8%, mientras que las de bienes de consumo duradero y de alimentos mostraron crecimientos respectivos del 17,2% y 11,4%.