_
_
_
_
_
Hipotecas

Cuenta vivienda con información

Se llama Plan de Ahorro Inmobiliario (PAI) y en algunos casos y en determinadas entidades financieras puede ser una alternativa a las tradicionales cuentas o depósitos vivienda. Con una ventaja añadida, que mientras el cliente ahorra puede tener acceso a información de promociones de viviendas que se adaptan a sus necesidades.

Hasta ahora, y de cara a la adquisición de una vivienda en un plazo no muy largo (como límite de cuatro años si además de ahorro se buscan beneficios fiscales) cualquiera que se planteara ahorrar abría una cuenta vivienda, que además de un interés por encima de la media, tenía ventajas fiscales.

Desde hace un tiempo, sin embargo, existe otra opción cuando la finalidad es la adquisición de una casa. El grupo Taller de Gestión -dedicado a la gestión inmobiliaria y especializado en cooperativas de viviendas y comunidades de bienes- ha puesto en marcha un instrumento de ahorro, denominado Plan de Ahorro Inmobiliario, en el que a través de acuerdos con distintas entidades financieras, permiten acceder en un plazo determinado a una vivienda.

Bancaja, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y desde hace unos meses Caixa Catalunya también ofrece este plan a sus clientes. Además, otras dos entidades lo empezarán a ofrecer a partir de septiembre.

El PAI consiste en una cuenta de ahorro que el interesado abre a su nombre en una de las entidades colaboradoras, con una cantidad mínima de 1.000 euros y con el compromiso de realizar aportaciones mensuales o a través de una aportación inicial y única de 3.000 euros. Una vez activa la cuenta, el titular puede recibir ofertas preferentes de promociones de viviendas que lleva a cabo Taller de Gestión por toda España y que se adapten a lo que él ha solicitado.

Además, con la ventaja de que las cantidades aportadas se considerarían entregadas a cuenta de la vivienda en el supuesto de incorporarse a una promoción determinada.

Entre los atractivos del plan está que, al igual de las cuentas vivienda tradicionales, el titular o titulares se pueden beneficiar de las ventajas fiscales que acompañan a este tipo de productos si así lo decide. En este caso, el titular tendrá un plazo límite de cuatro años para adquirir la vivienda. Si, por el contrario, no declara la cuenta, puede mantenerla hasta que encuentre la vivienda que mejor se adapte a sus necesidades.

Las cuentas, además, suelen incluir unas condiciones en lo que al tipo de interés se refiere bastante atractivas, de ahí que para equiparar el PAI a los productos de ahorro tradicionales, algunas entidades se comprometan a establecer unas condiciones preferentes. Si bien, desde Taller de Gestión, reconocen que éste no es su mayor atractivo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_