_
_
_
_
_
Automoción

Piaggio gana a Ducati la carrera por Aprilia

Piaggio ha puesto fin a la crisis de Aprilia. El fabricante de la mítica Vespa anunció ayer que ha alcanzado un acuerdo de intenciones para hacerse con la segunda compañía europea del sector, una empresa que ha sido campeona del mundo en 24 ocasiones y que lleva un año sumida en una grave situación financiera que le llevó en abril a suspender la producción.

Roberto Colaninno, el actual presidente de Piaggio y antiguo primer ejecutivo de Olivetti y Telecom Italia, espera concluir la operación el próximo 30 de septiembre. Las partes no facilitaron el importe de la operación. El empresario de Mantua ha sido más rápido que Ducati, la compañía que compite en el Mundial de motociclismo en la categoría de MotoGP y que es propiedad del fondo Texas Pacific Group. Ducati estaba interesada en la compra de Aprilia, y de hecho fue la primera empresa que entró en la carrera. Ayer, la propia Aprilia anunciaba que la opción Ducati quedaba completamente descartada.

La fusión entre ambas compañías consolidará a Piaggio como el primer fabricante de Europa, con una facturación de 1.500 millones de euros y una producción anual superior a las 600.000 unidades fabricadas en ocho plantas que dan empleo a 6.000 empleados. El presidente de Aprilia, Ivan Beggio, mantendrá la presidencia del grupo, que agrupa a la marca Aprilia, a Moto Guzzi y a Laverda.

Esta adquisición puede convertirse en crucial para el reflotamiento del grupo. Los ciclomotores -vehículos de dos ruedas con menos de 50 centímetros cúbicos de cilindrada- suponen el 65% de los 1,07 millones de vehículos de dos ruedas que se venden anualmente en Europa. Además, este mercado es menos cíclico que el de las motocicletas.

La nueva empresa facturará 1.500 millones anuales y producirá 600.000 motos

50 millones de ampliación

El acuerdo suscrito prevé un aumento de capital de 50 millones de euros, 'destinados a reembolsar los créditos concedidos en mayo por los institutos de financiación y para liquidar la deuda contraída con los proveedores', señala el comunicado.

Además, se lanzará una emisión de obligaciones valorada en 100 millones, aparte de otra por la misma cantidad que reembolsará enteramente a Aprilia en mayo del próximo año. Piaggio, por último, asumirá la deuda de Aprilia ofreciendo a los bancos 'instrumentos financieros convertibles', hasta un total de 110 millones.

Beggio se vio obligado a poner en venta la compañía a principios de este ejercicio. En aquel entonces, Aprilia comenzaba a encontrar dificultades a la hora de hacer frente a los pagos de su deuda y a los proveedores debido a la restricción de la demanda. En primavera, la crisis se hizo tan asfixiante que el grupo se vio obligado incluso a interrumpir la producción y a despedir al 90% de sus empleados. Desde entonces, no ha salido ni un solo vehículo de su planta de Scorzè, un pueblo cerca de Venecia. Aun así, la compañía logró obtener un crédito de 30 millones para hacer frente a los pagos de los intereses de la deuda. Las deudas totales suman 350 millones de euros.

Las cosas tampoco le han ido excesivamente bien a Piaggio, dueño de las marcas Piaggio, Vespa, Gilera y la española Derbi. La competencia de las fabricantes japonesas y la severa reducción de la demanda en Estados Unidos y la Unión Europea fueron hundiendo progresivamente la cuenta de resultados y los balances de la histórica marca, que llegó a acumular unas pérdidas consolidadas de 987,2 millones de euros en 2003, frente a otros números rojos de 945,8 millones un año antes, según la página web de la compañía.

Entonces, llegó Colaninno, quien en otoño de 2003 se hizo con el control accionarial a través de su holding Immsi. El empresario es una figura respetada en el mundo empresarial de Italia. En 1996 aterrizó en Olivetti y la convirtió en una de las empresas más fuertes del sector de las telecomunicaciones. Esta reputación y su ansia por nuevos retos le hizo hacerse con el control de Piaggio sin ni siquiera haber montado en una moto en sus seis décadas de vida.

El mercado bursátil, sin embargo, recibió ayer con frialdad el anuncio de la operación de compra. La cotización de los títulos del holding inversor Immsi cayó el 1,6%% en la sesión de ayer, si bien acumula un repunte del 30,4% en lo que va de ejercicio. Las acciones de Ducati cayeron un 1,1%, lo que deja la pérdida anual en el 23,6%.

Las cifras

50 millones de nuevas acciones emitirá Piaggio para sufragar la operación. Además, emitirá 100 millones en deuda.0,43 es el porcentaje que cayó la cotización de Immsi, dueño de Piaggio, ayer. Ducati perdió el 1,1% de su valor en Bolsa.-1,6 millones de motocicletas y ciclomotores fueron las ventas de Piaggio en 2003.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_