_
_
_
_
_
Precios

El precio del crudo toca otro máximo y ya se vende a casi 44 dólares

El petróleo sigue imparable, fulminando todos los récords de días anteriores. El barril de Brent cotizó por encima de los 43,80 dólares. El de referencia en EE UU llegó a 46,5 dólares, en una de las sesiones más volátiles en los mercados de energía internacionales.

El precio del petróleo sigue su escalada imparable, ajeno a las declaraciones de los principales dirigentes de la OPEP que intentan tranquilizar a los mercados con el argumento de que, en su opinión, hay suficiente producción para satisfacer la demanda de energía mundial.

Pero lo cierto es que el precio del barril de crudo tipo Brent para entrega a tres meses, de referencia en Europa, alcanzó ayer en Londres 43,88 dólares (un dólar y medio más que el día anterior), un nuevo récord, culminando así una 'semana horríbilis', con máximos diarios consecutivos. El barril West Texas para entrega a septiembre, de referencia en EE UU, llegó ayer a 46,50 dólares. Tanto uno como otro son niveles nunca vistos desde hace 14 años. Desde enero el crudo se ha encarecido cerca del 30%.

La fortaleza del precio del petróleo está siendo espoleada por tres factores fundamentales. Por un lado, el miedo a más sabotajes en las plantas productoras de Irak que entorpezcan las exportaciones de uno de los principales exportadores de petróleo del planeta; por otro lado, la fortaleza del crecimiento económico chino, que tira in extremis de la demanda mundial de crudo.

Por último, se suman otros factores geopolíticos como la incertidumbre sobre el resultado del referéndum que se celebrará mañana en Venezuela (otro de los grandes exportadores mundiales) en el que se pondrá a prueba el respaldo popular del polémico presidente Hugo Chávez para que éste siga gobernando hasta 2007. Además, los movimientos especulativos no cesan, ante la impresión de que en los próximos meses se necesitará más petróleo de lo que es capaz de sacar al mercado la OPEP, con casi todas las áreas económicas en expansión. Ante esta situación, cualquier factor adicional cae como una bomba en el mercado. Ayer mismo añadió más leña al fuego la interrupción de operaciones en una refinería que la compañía BP tiene en Indiana (EE UU), a causa de un incendio. Elló aumentó la inquietud de los operadores, elevando el precio del barril Texas por encima de 46 dólares. Suma y sigue.

La demanda china pone su grano de arena

La expansión económica de un país emergente siempre es bienvenida, pero también trae inconvenientes. Es el caso del gigante chino, cuyo fuerte crecimiento está poniendo patas arriba las cotizaciones internacionales de las materias primas. Una de ellas es el petróleo.Las importaciones de crudo chinas se situaron en 2,49 millones de barriles diarios entre enero y julio, lo que supone un alza del 39,5% respecto al mismo periodo de 2003, según datos divulgados ayer por la agencia oficial de noticias, Xinhua. China, el segundo consumidor mundial de crudo después de Estados Unidos, ha importado, sólo hasta finales de julio, 70,63 millones de toneladas de crudo.El dato ha sorprendido a los operadores internacionales, que esperaban una ligera desaceleración de la demanda china.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_