_
_
_
_
_
Juegos Olímpicos

Los Juegos olímpicos de atenas amenazan el déficit griego

Grecia inauguró ayer unos Juegos Olímpicos cuyos gastos han excedido en cerca de 2.400 millones de euros lo presupuestado. Su efecto sobre las cuentas públicas amenaza con ser nefasto para un país que ya incumplió el Pacto de Estabilidad en 2003, al llegar su déficit al 3,2% del PIB.

A este ritmo, nos vamos a un déficit del 4%, o incluso un poco más alto'. Las palabras de Petros Doukas, viceministro de Finanzas griego, a la agencia Reuters hablan a las claras de las posibles consecuencias de los Juegos Olímpicos que se inauguraron ayer sobre las cuentas públicas helénicas.

Cuando en abril de 2000 Juan Antonio Samaranch dijo que los Juegos de Atenas estaban en peligro, el entonces primer ministro Costas Simitis tomó las riendas de la organización. Grecia ha llegado a tiempo a sus Juegos, pero los retrasos han llevado a un incremento del 52% en los gastos: el propio Doukas ha reconocido que el presupuesto inicial de 4.600 millones de euros será ampliamente rebasado, hasta situarse entre los 6.000 y los 7.000 millones. Los 1.200 millones destinados a la seguridad tampoco han ayudado.

Es cierto que un acontecimiento de este tipo, con una audiencia potencial de 3.900 millones de personas, debe generar ingentes ingresos. De momento, los televisivos ascienden a 1.200 millones de euros. Pero la pobre venta de entradas, que apenas ha alcanzado todavía la mitad de las 5,3 millones disponibles, es un síntoma de lo difícil que resultará que lleguen a cubrirse los gastos. Con un Producto Interior Bruto de 152.000 millones de euros en 2003, cada 152 millones perdidos en los Juegos añadiría una décima al déficit público del país.

Con once millones de habitantes y una tasa de paro del 9,3%, Grecia lleva creciendo por encima del 3% del PIB desde 1997, lo que ha acortado su diferencial de renta respecto a la media de la Unión Europea. Sin embargo, el año pasado empezaron a no salir las cuentas. La última revisión de la Comisión Europea ha llevado al Gobierno griego a admitir hace dos meses un déficit del 3,2% en 2003, por encima del límite marcado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. En mayo, la Comisión abrió el procedimiento de déficit excesivo explicando que el déficit de 2003, muy por encima del 1,5% registrado el año anterior, se produjo en un contexto de fuerte expansión económica, con un incremento del PIB del 4,2%.

Política fiscal procíclica

Las inversiones en infraestructuras derivadas de los Juegos de Atenas, unidas a la rebaja impositiva de 2002 (con un coste de 0,9% del PIB), y la mejora de los beneficios sociales (el 'paquete social', que podría suponer otro 1,4% del PIB), denotan lo que la Comisión ha calificado de 'política fiscal procíclica', contraria a lo acordado en el Pacto de Estabilidad. Grecia tampoco cumple el criterio de deuda pública, situada en el 103% del PIB, muy por encima del umbral del 60%. El Gobierno ya afloró en diciembre una desviación de cinco décimas en el déficit previsto, motivada por la 'aceleración de los gastos de los Juegos Olímpicos', que supusieron casi un punto del PIB en 2003 y pueden implicar otro tanto en 2004 . Pese a ello, prevé un déficit decreciente en los próximos años, para llegar al equilibrio presupuestario en 2006. La Comisión Europea es mucho menos optimista.

Año y medio de previsiones erróneas

El programa de Estabilidad elaborado por el Gobierno griego en diciembre de 2002 preveía un déficit público del 0,9% para 2003, con una tasa de crecimiento del PIB en el 3,8%. Un año después, el propio Gobierno actualizó el programa reconociendo un 1,4% de déficit para ese periodo.Pero la Comisión Europea ha hecho sus propias estimaciones: en abril situó el déficit griego de 2003 en el 3%, justo el límite marcado por el Pacto de Estabilidad. Apenas un mes después corregía al alza sus cálculos, para llevar la tasa hasta el 3,2% del PIB, e iniciar el correspondiente procedimiento de déficit excesivo contra el país. Al mismo tiempo, recomendaba al Gobierno que en el futuro pusiera más cuidado en la elaboración de sus cuentas, que encontró muy alejadas de la realidad.El 8 de julio, el Consejo de Europa ratificó el dictamen de la Comisión sobre el déficit excesivo de Grecia, y emplazó a su Gobierno a que presente en cuatro meses un plan que devuelva el déficit a los límites del pacto en el plazo de un año.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_