Reestructuración

El grupo Núñez y Navarro fusiona 65 de sus sociedades inmobiliarias

La promotora inmobiliaria Núñez y Navarro, propiedad del que fuera presidente del F. C. Barcelona Josep Lluís Núñez, ha reagrupado 65 de sus pequeñas sociedades en una. Según una información aparecida en el Borme, las juntas de accionistas implicadas aprobaron el pasado 30 de junio la absorción por parte de Josel de otras 64 sociedades.

Esta operación responde a una estrategia de reestructuración iniciada por el grupo inmobiliario hace seis años. En sus orígenes, Núñez optó por constituir una sociedad para cada nueva promoción de viviendas, aparcamientos, oficinas o hoteles que promovía, de manera que el grupo llegó a tener centenares de sociedades con capitales muy pequeños. En 1998 empezó una reestructuración con el objetivo de organizarse en varias divisiones que agruparían a todas las sociedades.

El grupo constructor es uno de los más activos de Barcelona, pero su facturación es difícil de calcular debido precisamente a su estructura atomizada. Especializado en sus inicios en la promoción de vivienda, el grupo ha diversificado su actividad en los últimos años con la promoción de hoteles y oficinas. El último paso en su crecimiento ha sido la participación en proyectos de polígonos industriales.