Automovilismo

El Circuito de Jerez quiebra con una deuda de 90 millones

La situación económica de Cirjesa, la sociedad municipal que gestiona el Circuito de Velocidad de Jerez de la Frontera (Cádiz), ha llegado a un punto límite. La junta general de accionistas celebrada el pasado viernes -Cirjesa es propiedad en un 99% del Ayuntamiento jerezano- decidió declarar que la sociedad se encuentra en un proceso de disolución por quiebra debido a las enormes pérdidas acumuladas en los últimos años y que rondan los 90 millones de euros.

La nueva presidenta de Cirjesa, que se estrenaba en esta junta, es la alcaldesa popular de Jerez, María José García Pelayo. Pelayo rechazó seguir adelante con la ampliación de capital de 17,4 millones de euros que se decidió cargar a las arcas municipales en el consejo de administración de Cirjesa celebrado el pasado 29 de abril.

Pelayo sucede en el cargo a Pedro Pacheco, ex alcalde de Jerez, socio del PP en el gobierno municipal y máximo responsable de Cirjesa hasta el pasado viernes. Pacheco fue quien decidió en el consejo del día 29 hacer responsable al ayuntamiento de la ampliación de capital por ser su accionista mayoritario.

Antonio Fernández, consejero en Cirjesa en representación del PSOE, aseguró ayer que la celebración de grandes premios y el futuro del recinto peligran si no se aclaran las cuentas de la sociedad para que los inversores interesados aporten fondos. Precisamente la busca de inversores públicos y privados que asuman esa ampliación de capital fue la solución a la que los nuevos gestores confían ahora el porvenir del circuito. Los gestores se han dado un año de plazo para conseguir fondos.

Las Administraciones a las que se dirigirán son la Diputación de Cádiz, la Junta de Andalucía y el Estado. El consejero de Deportes de la Junta, Paulino Plata, aseguró recientemente en una visita a Jerez que el Gobierno regional no entrará en el accionariado del circuito hasta no conocer al detalle su situación económica. Tampoco inversor privado alguno ha mostrado interés por convertirse en accionista.

Tres años en blanco

La junta de accionistas de Cirjesa llevaba tres años sin convocarse, igual que el consejo de administración. Ahora se ha conocido que sólo la deuda con acreedores asciende a 62 millones, principalmente con FCC por las obras de remodelación del circuito.