Inmobiliario

Testa destinará la mitad de sus inversiones a construir su torre del Real Madrid

El Grupo Sacyr Vallehermoso apuesta fuerte por el rascacielos en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. Su filial inmobiliaria Testa destinará a la torre unos 350 millones hasta 2007.

Apesar de los problemas que Sacyr Vallehermoso ha tenido durante meses con la torre de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, parece que ha decidido apostar definitivamente por el proyecto. Testa, su filial de patrimonio, destinará más de la mitad del presupuesto hasta 2007 a construir el rascacielos de 250 metros de altura y una superficie de 52.672 metros cuadrados.

En concreto, la filial de Sacyr Vallehermoso invertirá en la torre 350 millones de euros, el 57% del total de la inversión prevista hasta 2007, que asciende a 617,1 millones. Según la documentación enviada a la CNMV, Sacyr destinará este año al rascacielos 205 millones, de los cuales 162,4 millones corresponden a la compra de los terrenos al anterior propietario, el Ayuntamiento de Madrid.

El resto del dinero irá destinado a los primeros movimientos de tierras, y la construcción del edificio se acometerá en 2005 y 2006, con una inversión prevista de 52,2 y 91,2 millones respectivamente. En 2007, Sacyr calcula que las obras ya habrán terminado, por lo que prevé destinar tan sólo 150.000 euros a este proyecto.

A pesar de que la torre es sin duda el proyecto estrella de Sacyr Vallehermoso para los próximos ejercicios, la compañía tiene en marcha muchos más proyectos que canalizará a través de su filial inmobiliaria. Según destaca el grupo, 'el mayor esfuerzo inversor va encaminado a reforzar la actividad patrimonial'.

Además de la torre del Real Madrid, en el sector de oficinas Testa tiene previsto invertir en un nuevo edificio en San Cugat de 10.000 metros cuadrados y al que destinará 10 millones de euros. La empresa también invertirá 27 millones en rehabilitar un inmueble en la calle Josefa Valcárcel de Madrid para destinarlo luego a alquiler de oficinas.

La segunda actividad donde Testa reforzará su patrimonio es la de los centros comerciales. En concreto, destinará 4,4 millones a un centro en Mallorca (Las Terrazas). Pamplona es otro de los destinos que contará con un complejo comercial propiedad de Sacyr Vallehermoso. Allí, la filial tiene una opción de compra sobre un centro en Itaroa (Pamplona) que estará terminado en septiembre y que costará 57,6 millones.

En cuanto a ocio, la compañía invertirá 18 millones en dos hoteles: AC Barcelona (11,1 millones) y Costa Ballena (6,9 millones). Testa también destinará una parte importante de su inversión hasta 2007 a residencias para tercera edad. En total, serán ocho centro repartidos por toda España en los que la empresa destinará 84,9 millones. Otras inversiones, a las que el grupo dedicará 52,3 millones, irán a parar a mejoras en diversos edificios en Madrid.

En el campo de las concesiones, el Grupo Sacyr Vallehermoso prevé dedicar 257,5 millones a finalizar la construcción de tres autopistas chilenas y el metro de Sevilla. En el ámbito de las energías renovables la compañía también tiene previsto reforzarse, invirtiendo 45 millones en un proyecto de cogeneración eléctrica.

La compañía tiene también el objetivo de promover unas 5.500 viviendas a lo largo de 2005, proyecto del que aún no ha detallado la cifra de inversión.

ENA espera ingresar 25.800 millones

El negocio de autopistas le reportará a Sacyr Vallehermoso grandes beneficios a largo plazo. La decisión de adquirir la Empresa Nacional de Autopistas (ENA) a la SEPI en mayo del año pasado supuso una inversión para el consorcio integrado al 50% por Sacyr de 1.621,6 millones. Pero esa abultada inversión, según la empresa, se verá recuperada. Los ingresos esperados de ENA a lo largo de la vida de sus concesiones, según detalla la empresa en el folleto enviado a la CNMV, ascienden a 25.800 millones. Se trata de concesiones por muchos años, algunas, como Aucalsa (autopista de Asturias a León) hasta 2050.