Fusión

Mitsubishi Tokio y UFJ cierran la fusión del mayor banco del mundo

La unión entre Mitsubishi Tokio y el UFJ da a luz un gigante con activos por 1,37 billones de euros y una capitalización bursátil de 67.870 millones. La integración entre el banco nipón más en forma y la entidad con mayores deudas es un paso clave en la estrategia del Gobierno para sanear la industria bancaria japonesa.

La megafusión que dará paso al primer banco del mundo, ya se ha hecho oficial. El segundo banco japonés, Mitsubishi Tokio Financial Group y su competidor UFJ Holdings, la cuarta entidad del país, anunciaron ayer su fusión, que culminará entre abril y septiembre del 2005.

En una nota de prensa conjunta difundida ayer, ambas entidades confirmaron que la firma definitiva del acuerdo se realizará a fin de mes. En declaraciones posteriores, las entidades no entraron en detalles de la integración y eventuales reorganizaciones.

El nuevo banco será el primero del mundo por activos con 1,37 billones de euros, superando a los actuales líderes, el Citibank y el japonés Mizuho que 'sólo' llegan a 1,05 billones. Será además, la quinta entidad por capitalización bursátil con 67.870 millones de euros.

Mitsubishi es el primer banco del país por valor bursátil con 50.100 millones de euros 631.100 millones en activos, lo que lo sitúa por sí solo en el sexto lugar de los mayores bancos del mundo. Es además, el banco que más ha avanzado en el saneamiento de su cartera. En cambio el UFJ contabiliza tres años de pérdidas que acumulan los 15.700 millones de euros y tienen una cartera de créditos dudosos equivalentes a 29.100 millones de euros, el peor registro bancario del país. Este desastroso balance financiero, llevó a su presidente Ryosuke Tamakoshi ha buscar un socio en el Mitsubishi Tokio.

A la luz de estos datos, ¿porqué arriesgarse a la integración con el banco más endeudado? Para el presidente del banco Mitsubishi, Shigemitsu Miki, es una oportunidad ideal para diversificar su negocios en banca minorista, y crear una organización más fuerte y sólida.

No obstante, la explicación para los analistas se basa en los incentivos del Gobierno japonés para alentar fusiones. La administración económica del ministro de Servicios Financieros, Heizo Takenaka, ha impuesto elevados requisitos para reducir los créditos dudosos que llegan a los 101.000 millones de euros. Así, las integraciones se han visto como la única forma de sanear este crónico balance. Un lastre que ha taponado el crecimiento económico japonés en los últimos diez años. Respecto de los efectos de la fusión, analistas consultados por Bloomberg, advierten del riesgo de la 'contaminación' de la cartera crediticia del Mitsubishi.

Este riesgo se vio reflejado en el mercado. Desde que se conoció la operación, las acciones de Mitsubishi cayeron un 8,7% en la Bolsa de Tokio, mientras que los papeles de UFJ retrocedieron un 2,7%. Esta es una mala noticia para Mitsubishi, que planea utilizar la fusión como trampolín para cotizar en el Bolsa de Valores de Nueva York.

Al cierre de marzo, los dos bancos tienen una plantilla conjunta de 77.896 empleados y 881 sucursales.

Una operación que se repite a menudo

Las fusiones bancarias en Japón no son una historia nueva. El propio UFJ es fruto de la unión de Sanwa Bank, Tokai Bank y el Toyo Trust & Banking en 2001. Esta operación fue el coletazo del fuerte ajuste financiero realizado en Japón en 1998 y que provocó la última ola de fusiones en el país. En este año nació el actual mayor banco de Japón, producto de la fusión del Sakura con el Sumitoto. Este mismo año se concretó una megaoperación entre el Dai-Ichi Kangyo, el Banco Fuji y el Banco Industrial de Japón. Todas estas integraciones fueron impulsadas por los planes de ajustes financieros que en 2004 se vuelven a repetir y que persiguen estabilizar la banca después de diez años de crisis crónica. La estrategia es reducir el número de entidades, de manera que desaparezcan las conflictivas a manos de bancos sólidos que limpien su cartera y a la larga, saneen el sistema. Por tanto, no es descartable que se produzcan más fusiones.