Estrategia

Bayer escindirá el negocio químico con una salida a Bolsa

El grupo alemán Bayer segregará a principios de 2005 su filial de química de base Lanxess, valorada en unos 1.500 millones de euros, mediante una salida a Bolsa reservada a sus accionistas, según anunció ayer la empresa.

La compañía otorgará a sus accionistas, sin recibir nada a cambio, títulos de Lanxess en proporción a su actual participación en Bayer. 'Se convertirán automáticamente en accionistas de Lanxess', precisó Bayer en un comunicado publicado tras una reunión de la dirección.

Lanxess agrupa las actividades menos rentables de Bayer, principalmente los polímeros, lo que hizo que Bayer descartara la idea inicial de sacarla a Bolsa por el método convencional, debido al menor atractivo que esta filial podía tener entre los inversores.

Con una cifra de negocio de alrededor de 6.000 millones de euros y cerca de 20.000 empleados, Lanxess representa un 20% de la cifra de negocio consolidada de Bayer.

El procedimiento de 'spin off' hará que Bayer logre aumentar sus márgenes de rentabilidad, centrándose en la química de especialidades, con mayores márgenes, y en las divisiones de química y farmacia.

La compañía alemana tuvo el año pasado los peores resultados de su historia, debido a una pobre línea de productos farmacéuticos y al coste del medicamento contra el colesterol Baycol, relacionado con 100 muertes.

El procedimiento de 'spin-off' fue el utilizado en 1999 por el grupo alemán Hoechst para separar sus actividades de química de base, agrupados en la sociedad Celanese. La operación aún debe recibir la autorización de los accionistas durante una asamblea general extraordinaria a mediados del mes de noviembre, según destacó Bayer.