_
_
_
_
Eduardo Pizarro

'El mexicano es el turista que más gasta en España'

El latinomericano, especialmente el mexicano, es el mayor consumidor cuando viene de vacaciones a nuestro país, seguido del japonés.

Eduardo Pizarro, estadounidense, es vicepresidente de Travelers Cheques en American Express y director general en Latinoamérica, Caribe, Península Ibérica y Rusia. Dice que el sistema de pago a través de cheques durante las vacaciones está muy introducido en países como Reino Unido, Alemania, México y Japón, entre otros. En España, por el contrario, sólo el 4% del gasto total del turismo se realiza a través de estos cheques. 'A este país le que da mucho recorrido, y por esta razón es un mercado con un gran potencial de crecimiento', apunta. En cuanto al gasto, señala que el mexicano es el turista que más consume en nuestro país, seguido del japonés y del estadounidense.

Pregunta. Los mercados británico y alemán son los más presentes en España, pero parece que no son los que más consumen durante sus vacaciones... ¿Cuál es el turista que más gasta?

'Los países que más utilizan cheques de viaje son Reino Unido, Alemania, Italia, México, Rusia, Japón y Corea. En total el volumen de negocio que generan estos cheques es de 18.333 millones'

Respuesta. El latinoamericano es el mayor consumidor cuando viaja; aunque en particular, es el mexicano el que más gasta en España. Este turista se siente aquí como en casa por el idioma, por la cultura. De esta forma, el visitante mexicano compra no sólo productos turísticos sino también visita los grandes almacenes y consume artículos de todo tipo. También realiza reservas con mucha antelación en los mejores restaurantes españoles. Tras el mexicano, el segundo turista que más gasta es el japonés. Este sólo tienen diez días libres pero los aprovecha al máximo en las principales ciudades europeas. El tercer consumidor sería el estadounidense. El inglés y el alemán son los dos mercados que más consumen en productos turísticos cuyo destino es España, pero el consumo mayor lo realizan en sus países respectivos. Compran el paquete turístico allí y una vez que llegan a España, se ahorran en todo lo demás.

P. ¿Cómo se comporta el mercado español fuera de España?

R. Los españoles viajan cada vez más al Caribe, América Latina, y Estados Unidos. Es un turista que también gasta mucho cuando sale, aprecia los productos locales y los compra.

P. Usted dirige la actividad de Travelers Cheques de American Express en mercado latino, ¿qué volumen de negocio mueve este sistema de pago en el mundo?

R. Hay mucha gente que no tiene acceso a una tarjeta de crédito y, sin embargo, puede acceder a este tipo de pago a través de cheques. Es cada vez más utilizado por todos los turistas pero también por los estudiantes que salen a otros países a realizar cursos. El motivo que les empuja a elegir este tipo de pago es la seguridad y la falta de caducidad. En total, el volumen de negocio que genera este cheque en el mundo es de 22.000 millones de dólares (18.333 millones de euros).

P. ¿En qué mercados se utiliza más? ¿Qué lugar ocupa España en este negocio?

R. Los mercados en los que más se usa son Reino Unido, Alemania, Italia, México, Rusia, Japón y Corea. Todo depende de la costumbre de cada uno de los países, y España queda aún por atrás en la utilización de este sistema de pago en los viajes. De hecho, sólo el 4% del gasto total de los turistas (33.000 millones de euros) se realiza a través de estos cheques de viaje. A este país le queda mucho recorrido y por esta razón, es un mercado con mucho potencial de crecimiento. Además, contamos con la ventaja de que España es el segundo país más plastificado de Europa, por detrás de Reino Unido. Esto significa que tiene un número mayor de tarjetas de todo tipo para pagar las compras.

P. ¿Cuál es el grado de penetración de este sistema de pago en los establecimientos turísticos españoles?

R. Estamos haciendo grandes esfuerzos para que existan estos servicios en los establecimientos no solo turísticos sino también comerciales. Afiliamos establecimientos todo el tiempo... y estamos negociando con compañías hoteleras, agencias de viajes y centros estratégicos en los diferentes puntos turísticos para llegar al cliente final.

P. ¿Quién es ese consumidor final de los cheques de viaje de American Express en España?

R. Aproximadamente cuatro millones de españoles viajan fuera de España. De ellos, el 70% viaja a países europeos, y el resto, realiza viajes de largo recorrido. Este último público, el que se desplaza en largas distancias es el público objetivo de nuestra actividad. También pretendemos atraer a los estudiantes y jóvenes que salen de sus casas para formarse. Para ellos tenemos varias descuentos y promociones para animar la demanda de este tipo de producto.

P. ¿Cómo va el negocio de cara al próximo verano? Algunos sectores no son muy optimistas..., y piensan que la recuperación de la demanda es lenta.

R. Creemos que irá mejor después de sufrir los graves problemas de la neumonía atípica y la guerra de Irak el pasado año.

1,5 millones de personas pagan con cheques de viaje

En 2003 entraron en España un total de 82.592.015 visitantes (un 3.2% más que en el 2002) de los cuales 52.477.553 fueron turistas. Eduardo Pizarro dice que 'más de 1.5 millones de personas viene a España con nuestros Travelers Cheques, cambiando más de 900 millones de euros'. El 49% de sus clientes cambia sus cheques en instituciones financieras, y el 39% los utiliza directamente para pagar en los establecimientos.En cuanto a los viajes de los españoles al extranjero, en el 2002 los españoles realizaron un total de 3.748.093 viajes turísticos. De éstos, el 77,8% fueron a Europa, el 7,1% a África, el 3,3% a América del Norte, y el 7,8% a América del Sur. De enero a septiembre del 2003, el número de viajes al exterior fue de 3,2 millones.American Express en España, presidido por Jorge Gil, 'tuvo una tasa de crecimiento del 25% en 2003, y hasta esta fecha esta cifra sigue en alza.España está considerado actualmente el mercado que con mayor crecimiento', recalca Pizarro. Además, la compañía quiere potenciar su penetración en otros segmentos diferentes al turístico como el inmobiliario.'Las transacciones son típicas en este tipo de pago, aunque para ello 'tenemos muy presente la normativa y todos los mecanismos de control para evitar el blanqueo de dinero y las irregularidades en las operaciones', apunta Pizarro.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_