Cada día un análisis

Las pequeñas compañías mantienen el brillo

En España se distribuyen 41 fondos que invierten en renta variable de empresas de baja capitalización (small caps) de los EE UU. En 2004 acumulan una rentabilidad media de 5,52%, dos puntos menos, por lo tanto, que el 7,43% de comienzos de mayo.

Los fondos de small caps han estado sometidos, pues, al mismo fenómeno de retroceso de las rentabilidades medias de que han sido víctimas las demás categorías de fondos, si bien se puede decir que en menor medida que los demás de renta variable.

Es algo extraño que en este ciclo alcista de Bolsa los fondos de empresas de baja capitalización sigan dando tan buenos resultados, ya que su mejor momento suele darse en las primeras fases del ciclo alcista, para pasar después a ocupar un lugar más de segunda fila. Quizá tiene que algo ver con los demás elementos que contribuyen a darle un aspecto atípico a este ciclo: la salida de una situación de sobreendeudamiento de algunas de las grandes empresas junto con su enorme capacidad de producción excedentaria.

En tasa interanual estos fondos proporcionan un promedio de 16,82%, y consiguen que para el plazo de cinco años, y a pesar de que cinco años atrás las cotizaciones se estaban acercando a los máximos que habrían de alcanzar en el paroxismo de la burbuja, desaparezcan las pérdidas, proporcionando en promedio anual un 0,70%.