Inversión

Campofrío invertirá 53 millones en mejoras de procesos y publicidad

Campofrío quiere dedicar sus esfuerzos al desarrollo interno de la compañía. 'La prioridad de Campofrío es el crecimiento orgánico, aunque también tenemos la puerta abierta si se presenta una oportunidad de inversión' dijo ayer el consejero delegado del grupo, Pedro Ballvé. Para lograrlo, la compañía de alimentación invertirá este ejercicio un total de 53 millones, que se destinarán a la mejora de la calidad y de los procesos industriales, así como publicidad.

Uno de los objetivos permanentes de la compañía, que hoy celebra su junta de accionistas, es afianzarse en los mercados de Europa del Este. Para ello, destinará ocho millones de dólares (unos 6,7 millones de euros) a Rusia, donde la empresa está finalizando un proyecto de reorganización de materias primas y centros de distribución, y cuatro millones a Polonia, explicó el director general, José Luis Macho.

Además de estas inversiones, Campofrío no descarta abordar otras oportunidades de expansión, si bien los directivos señalan que no hay adquisiciones en vista. 'Si una operación merece la pena estamos preparados desde el punto de vista financiero', explicaron. El grupo redujo la deuda neta el año pasado desde 192 hasta 155 millones gracias a los resultados operativos.

En caso de encontrar una inversión interesante, el grupo podría endeudarse hasta 150 millones de euros y mantener una posición financiera 'cómoda'.

La compañía tiene previsto finalizar el año con un Ebitda de entre 116 y 121 millones, frente a los 101 millones de 2003. Campofrío presentará unos resultados del primer semestre 'en línea con esos objetivos', si bien para la segunda mitad de año la empresa se enfrenta a algunas incertidumbres como el alza del precio de las materias primas y la desaceleración del consumo.