Despidos

Los sindicatos temen que Daimlerchrysler elimine 10.000 empleos

El comité de empresa del fabricante germano-estadounidense Daimlerchrysler teme que el grupo elimine 10.000 puestos de trabajo en Alemania, si decide cambiar su línea de productos y varias versiones de la Clase C de Mercedes.

El presidente del comité de empresa, Erich Klemm, declaró ayer en rueda de prensa que las plantas afectadas por estas medidas serían Sindelfingen, Untertürkheim, Bremen, Woerth y Mannheim. El sindicalista aseguró que se trata de decisiones sobre inversiones relacionadas con los motores diesel de la nueva Clase C, un motor para camión y la posible deslocalización de servicios para vehículos industriales en el centro de Woerth.

El debate sobre la eliminación de empleos en Alemania se producía a raíz de unas declaraciones del presidente de la marca Mercedes, Benz, Jürgen Hubbert, quien subrayó hace días la necesidad de recortar gastos en la fábrica de Sindelfingen y revisar los acuerdos salariales vigentes.

Por su parte, Klemm aseguró que desde hace tiempo los sindicatos negocian con Daimlerchrysler la flexibilización de los convenios colectivos, y añadió que mañana, viernes, continuarán los contactos.

El comité recalcó que la cifra de 10.000 empleos en peligro no está relacionada con un estudio de la asesora McKinsey, que también citaba un exceso de capacidad referido sólo a la producción de turismos de Mercedes.