Ifo

La confianza empresarial alemana cae por quinto mes consecutivo

El índice Ifo, que marca la confianza empresarial en Alemania, bajó en junio en contra de las previsiones al empeorar las perspectivas del consumo minorista y de la evolución del sector mayorista. Es el quinto descenso consecutivo del clima empresarial germano, a pesar de los síntomas de recuperación que parece estar empezando a dar el motor económico de Europa.

El Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) informó hoy de que el índice de confianza empresarial para el conjunto de Alemania descendió en junio hasta los 94,6 puntos, frente a los 96,1 puntos de mayo. El presidente del instituto, Hans-Werner Sinn, dijo que en los cuatro segmentos encuestados, manufactura, construcción, comercio minorista y comercio mayorista, se observaron proyecciones poco alentadoras. Para los analistas, lo que realmente pesa en el ánimo de las empresas es la debilidad del consumo, que impide el despegue total de la recuperación y lastra el crecimiento.

Durante la presentación del informe, Sinn también propuso que el Banco Central Europeo (BCE) no modifique, por el momento, los tipos de interés en la eurozona. En este sentido, el economista jefe del instituto, Gernot Nerb, consideró que la entidad emisora debe mantener bajo el precio del dinero, actualmente en el 2%, y que la recuperación de la economía alemana debe partir de la demanda interna.

El clima de confianza, un importante indicador que sirve de referencia para muchos analistas europeos, retrocedió ante todo en Alemania occidental, mientras que en los seis Estados federados del Este sólo bajó ligeramente. A la vista de estos datos, parece que la reactivación económica aún no se ha robustecido lo suficiente en la primera economía europea, aunque la mejora de las exportaciones puede ser un síntoma de optimismo futuro.