æscaron;ltima

Paul Krugman, premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales

La 'alta personalidad científica y social y la fecundidad de su obra investigadora' han hecho merecedor, en opinión del jurado, al economista estadounidense Paul Krugman del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales de este año.

El acta del jurado, presidido por Manuel Fraga, reconoce que Krugman 'ha contribuido de manera muy notable a sentar las bases de la nueva teoría del comercio internacional y del desarrollo económico'. Asimismo destaca sus innovadoras interpretaciones sobre las principales cuestiones económicas de la actualidad, de gran influencia en la opinión pública, y la proyección de los resultados de su investigación 'a las condiciones reales de vida y bienestar'.

Nacido en Albany, Nueva York, en 1953, Krugman está considerado uno de los más destacados economistas de la actualidad, tanto por sus significativas contribuciones en el campo del comercio internacional como por su capacidad para hacer llegar sus teorías económicas de forma accesible a un público amplio. El mes pasado estuvo en España para participar en Expomanagement, donde ante millar y medio de ejecutivos presentó algunas de sus ideas en una conferencia sobre el futuro de la economía mundial y su impacto en las empresas, además de referirse a cómo compite España en la economía global. En su línea, aprovechó para criticar a Alan Greenspan y advertirle de que subir los tipos de interés en este momento -casi nadie duda de que la Reserva Federal (Fed) lo hará la semana que viene- es un error.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, miembro del jurado, que fue quien presentó la candidatura de Paul Krugman, señaló que el autor de obras como Vendiendo prosperidad o El gran engaño ha desarrollado ya, a pesar de su juventud, 'una larga carrera' en la que ha contribuido a abrir nuevos campos de investigación en materia económica.

Graduado en Yale en 1974 y doctor por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Krugman es actualmente profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Universidad de Princeton. El economista ocupó puestos académicos destacados en el MIT y en la Universidad de Stanford. Ha sido asesor económico de la Casa Blanca con el presidente Ronald Reagan, asesor del Banco Mundial, del FMI, de la Comisión Trilateral y de la ONU. Autor de 20 libros, entre ellos, además de los ya citados, están El internacionalismo pop y Geografía y comercio, y de más de 200 artículos, publicados en prestigiosas revistas especializadas, es asimismo columnista en The New York Times, Fortune y Slate Magazine.

En reconocimiento de su trabajo, la American Economic Association le concedió en 1991 la medalla John Bates Clark, premio bianual al economista menor de 40 años que haya realizado una contribución significativa al conocimiento económico.

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, miembro asimismo del jurado, Juan Vázquez, destacó el carácter 'un tanto provocador' de las teorías del galardonado, que replantean 'los dogmas de cada momento'.

El Premio de Ciencias Sociales, al que optaban 24 candidaturas de 12 países, es el tercero en fallarse este año de los ocho que concede la Fundación Príncipe de Asturias, dotados cada uno con 50.000 euros. El de Ciencias Sociales fue otorgado el año pasado al filósofo alemán Jürgen Habermas. Los finalistas que este año compitieron con Krugman fueron el filósofo de origen búlgaro Tzvetan Todorov, el pensador alemán Rudiger Safransk y el historiador peruano Guillermo Lohmann. En esta edición se han concedido ya los premios de las Letras, al italiano Claudio Magris, y de Investigación Científica y Técnica, a cinco investigadores que lideran la lucha contra el cáncer, el español Joan Massagué, el británico Tony Hunter y los estadounidenses Judah Folkman, Bert Vogelstein y Robert Weinberg.

'La lúcida heterodoxia de paul Krugman', por Juan tugores página 19

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, miembro del jurado, fue quien presentó su candidatura al premio