CincoSentidos

Duelos comerciales en la Eurocopa

Nada es imposible. El lema escogido para la últimas campañas de publicidad de Adidas podría extrapolarse al ámbito del patrocinio deportivo, donde las marcas han convertido los campos de fútbol en cuadriláteros donde ampliar su batalla comercial por vender más. Las primeras batallas se van a ver en la Eurocopa de Portugal, que empieza mañana.

Si la casa de maquinillas de afeitar Wilkinson fue capaz de convencer hace tres años al tenista Andre Agassi para cortar su preciada cabellera, su rival Gilette parece haber dado un golpe de mano al contratar a David Beckham, al que ha pagado más de 30 millones de euros para que luzca su nueva imagen con la cabeza rasurada en este campeonato.

El acontecimiento de Portugal no es baladí para las grandes marcas. Las primeras estimaciones de la UEFA apuntan a que la publicidad generará un negocio de 650 millones de euros gracias a la aportación de los patrocinadores oficiales (Canon, Carlsberg, Coca-Cola, Hyundai, JVC, Mastercard, McDonald's y T Mobile). Esta cifra no incluye uno de los grandes duelos comerciales en el mundo, el que libran las marcas de ropa y calzado deportivo Nike o Adidas. Un duelo que movió el año pasado 16.676 millones de euros, los que facturan entre la americana (10.410 millones) y la alemana (6.266 millones),

En este próximo campeonato más de 100 futbolistas de primera línea lucirán las botas Predator de Adidas, de las que la multinacional ha vendido más de un millón de pares en los últimos dos años, lo que le ha hecho tener un 33% de cuota de mercado en este segmento. Además aporta la equipación completa de las selecciones de Francia, Alemania, Grecia, Letonia y España, además de la de árbitros, directivos y voluntarios, con lo que se exhibirán más de 100.000 prendas con su logo.

Nike es el proveedor oficial de la selección anfitriona, Holanda, Croacia y Rusia, que vestirán, según la firma, las elásticas más ligeras del campeonato, con un peso de 155 gramos, mientras que los jugadores que prestan su imagen exhibirán los nuevos modelos de la marca, la Air Zoom Total 90III (Figo o Fernando Torres) y la Mercurial Vapor (Ronaldo, Davids y Henry), con un grosor de 1,6 milímetros.

Intereses españoles en el país vecino

Ausente en los dos últimos mundiales y la última Eurocopa, El Corte Inglés volverá a ser patrocinador oficial de la selección española. El regreso está animado en parte por los interes comerciales y por la repercusión que puede tener el patrocinio en Portugal, donde abrió su primer centro en el extranjero. En su primer año, El Corte Inglés de Lisboa obtuvo unas ganancias de 1,2 millones de euros y tuvo un volumen de negocio de 190,8 millones, lo que ha animado a la compañía a planear otros dos centros, situados en Vila Nova de Gaia y Oporto. Si no hay problemas con las obras, el primero estará en funcionamiento a finales de 2005 y generará 1.500 puestos de trabajo directos. La misma estrategia ha seguido Telefónica, que ha cerrado unos meses antes del campeonato un contrato con el futbolista del Real Madrid Raúl González, con un duración de dos años ampliable a otros dos, para promocionara sus servicios en Portugal.