Absorción

Abertis cerrará la fusión con Iberpistas la próxima semana

Abertis cerrará la fusión con Iberpistas, en el transcurso de la próxima semana, periodo en el que se llevará a cabo el canje de acciones por el que se materializará la absorción. Tras la operación, Abertis tendrá el 100% del capital de Iberpistas, gestora de la autopista Villalba-Adanero.

Según informó hoy el grupo de concesiones a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la fusión tendrá efectos contables desde el 1 de enero de 2004 y tiene como objetivo "racionalizar y simplificar" la estructura del grupo y "adecuarla a un modelo operativo de gestión territorial".

La operación se materializará mediante el canje de cada uno de los 111.000 títulos de Iberpistas, representativos del 0,16% del capital que Abertis aún no controla, por una acción de 'clase A' de la compañía que preside Isidre Fainé. Abertis, que ya posee un 99,84% del capital de Iberpistas, no realizará una ampliación de capital para atender a este canje de acciones, sino que procederá a comprar acciones propias, dentro de los términos de la autorización de la última junta y las previsiones legales.

Una vez que la próxima semana concluya la absorción total de Iberpistas, Abertis iniciará los trámites ante la CNMV para emitir la ampliación de capital liberada con cargo a reservas, con el fin de que pueda llevarse a cabo entre los meses de junio y julio. El objetivo de esta ampliación, aprobada en la última junta general de accionistas del grupo participado por La Caixa y ACS, es retribuir a los accionistas con un nuevo título por cada 20 antiguos.

Acaba la 'guerra de las autopistas

Abertis se hizo con el control de Iberpistas en mayo de 2002 a través de una Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) lanzada por la entonces Acesa para contrarrestar la también formulada por Aurea, antigua filial de concesiones de Dragados, generando así lo que entonces se denominó la 'guerra de las autopistas'.

Esta situación se solucionó con el acuerdo alcanzado entre Dragados, primer accionista de Aurea, y La Caixa, socio de referencia de Acesa, para fusionar ambas empresas una vez que esta última logró hacerse con Iberpistas. De esta operación surgió Abertis, ya en 2003.