Francois Enaud

'Steria competirá con Cap Gemini y Accenture'

Tras varios años de pérdidas, Steria ha recuperado este año la senda de los beneficios, gracias al buen comportamiento de sus negocios en Francia e Inglaterra. Ahora saca una nueva marca, Steria Consulting, que quiere estar entre las diez primeras de Europa.

La integración de sistemas y el outsourcing se llevaban gran parte de sus recursos, pero la empresa ha decidido dar un golpe de timón y apostar por la consultoría. A este nuevo negocio va a destinar 600 consultores en toda Europa, de los cuales 90 van a trabajar en España. Francois Enaud vino recientemente a Madrid para explicar las directrices y los objetivos de este cambio, que prevé que la consultoría represente el 10% del negocio de Steria en 2006, frente al actual 5%, y que la compañía se sitúe entre las diez primeras consultoras de Europa.

Pregunta ¿Por qué han decidido sacar ahora Steria Consulting?

'España debe representar el 15% de nuestros ingresos en 2006'

Respuesta No hemos creado ninguna empresa nueva, simplemente hemos renombrado una actividad que ya veníamos haciendo. Queríamos hacer más visible nuestro negocio de consultoría para dar a conocer a nuestros clientes las habilidades y servicios que podemos cubrir. Nuestro principal objetivo debe ser seguir todo el suministro de la cadena de valor y tener una plantilla con consultores técnicos para cubrir las arquitecturas, y funcionales, porque algunos clientes pedían expertos que sepan comprender cómo funciona el negocio. Hay que capitalizar el conocimiento para demostrar a los clientes lo cercanos que estamos a sus procesos. La consultoría supone en la actualidad el 5% de nuestros ingresos y queremos que sea el 10% en 2006.

P. ¿Qué medidas contiene el plan de negocio a medio plazo y en qué escenario quieren competir?

R. En Europa, la primera prioridad es convertirnos en consultores estratégicos para nuestros clientes y reforzar nuestra estrategia en este campo en los próximos tres años para luchar con gigantes como Capgemini o Accenture. Por eso nuestra meta es doblar nuestro tamaño en 2006, aumentar la cuota de mercado y convertirnos en el número uno de la consultoría para nuestros antiguos clientes. Por la concentración del mercado, los clientes son cada vez más selectivos con los contratos y prefieren concentrar sus suministros en pocos interlocutores. Nuestra voluntad es estar en el grupo de arriba, para lo que es fundamental cumplir con cuatro reglas básicas: tener tamaño, liderazgo, una situación financiera saneada y una relación buena con tus clientes. Después, implementaremos nuestra estrategia país por país para lograr estar entre las diez primeros consultoras en cada mercado.

P. ¿Cuáles son los mercados prioritarios a la hora de invertir?

R. Nuestro primer objetivo es reforzar nuestra posición y cuota de mercado en Alemania, porque es la primera economía europea y nuestra implantación allí sigue siendo bastante deficiente. Evidentemente no podemos realizar compras de forma simultánea en toda Europa, tenemos que ir haciéndolas lentamente. Tampoco vamos a perder de vista a España, porque es nuestra segunda prioridad en compras. Si hay buenas oportunidades no dudaremos en aprovecharlas. En cuanto a sectores, nuestro mercado es la adminsitración pública en toda Europa, ya que damos servicio a más de 50 ministerios y 200 administraciones públicas; el segundo es la banca, en la que tenemos una gran tradición en España, con clientes como el SCH, BBVA, Cajamadrid o Banco Sabadell.

P. ¿Cómo se quiere plantear el crecimiento en España?

R. España representa en la actualidad el 8% de los negocios que hacemos en Europa y pretendemos que sea entre el 10% y el 15% del negocio en tres años. Tenemos que prestar atención a nuestra cuota de mercado en España: vendemos, pero no lo suficiente, por lo que hay que crecer acelerando las técnicas y aprovechando las sinergias con otras compañías, bien por adquisiciones o por incrementar los acuerdos. Cubrimos todo el mercado con oficinas en Valencia, Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla.

P. Otro de los sectores con gran proyección es el de la seguridad, ¿cómo están posicionados en este segmento?

R. En Europa somos una de las compañías más importantes en tecnologías de la información para reconocimiento dactilar o facial, como demuestra el contrato firmado con la Comisión Europea para desarrollar los pasaportes de la Europa de los 25. También hemos hecho soluciones con huellas dactilares para la Dirección General de la Policía y soluciones de certificación electrónica con tecnología PKI para el acceso a Internet.

Clientes. La Administración y el sector sanitario son prioritarios

En el primer trimestre de 2004, Steria obtuvo unos ingresos consolidados de 237 millones, un 1% más respecto al mismo período de 2003, con un beneficio neto de 21,5 millones, un 132% más que en el año anterior.

¿Van a salir de compras por España para crecer?

Aún no está decidido si vamos a realizar alguna adquisición. Lo que sí tenemos claro es que vamos a crecer, como demuestra la apertura en abril del centro de desarrollo de software sanitario y de e-Administración en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca. Dicho centro se centrará en el desarrollo del módulo de cita asistencial de Vitae, la solución de Steria para la gestión de los servicios de Atención Primaria de la Sanidad Pública, así como en los servicios de tramitación electrónica para la Administración Pública.

¿Cuál es el perfil de sus clientes en nuestro país?

Trabajamos sobre todo en el ámbito público, con especial atención al sector sanitario y a las distintas admninistraciones públicas. Casi todos los servicios regionales de salud en España utilizan nuestra solución Vitae. En el sector privado, nuestra gran fuerza está en el sector de la banca, donde el SCH, BBVA, CajaMadrid, CaixaTerrasa o Caixa Penedés utilizan nuestro ERP financiero, denominado Sedas, además de otras soluciones.

En outsourcing, nuestros clientes están muy localizados en las zonas industriales del País Vasco, como Michelín y Suzuki, mientras que en integración de sistemas hemos hecho el CRM para el grupo Mondragón o el software de gestión empresarial para el grupo textil gallego Unicen.