Cajas

El negocio de las cajas se dispara en el 60% del país

Las cajas han acelerado el negocio en los últimos tres años con un crecimiento del 53,5% en créditos, el doble que el de los bancos. Pero el avance se ha desbocado muy por encima de este porcentaje en el 60% del territorio nacional animado por el boom hipotecario, especialmente en la costa, y la mayor competencia entre entidades.

Las entidades de ahorro cierran tres años con broche de oro. En 31 de las 50 provincias (más Ceuta y Melilla) los créditos aumentaron más que en el conjunto del sector entre 2000 y 2003. Esto supone un ritmo medio anual del 23%, más que lo que han crecido las hipotecas en esos tres años, salvo en 2003 (24%).

Mientras, el ahorro captado en depósitos creció un 38,8% (ver gráfico adjunto), el doble que el de los bancos, que fue del 14,7% en el mismo periodo. En 19 provincias, las cajas superaron con creces este incremento, según la comparativa realizada con datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

El boom inmobiliario que ha provocado una escalada que aún dura en las hipotecas ha sido uno de los principales responsables del impulso del negocio. En las provincias costeras es donde más se ha notado este tirón, donde hay una fuerte demanda de primera y segunda vivienda.

Pero las considerables alzas de Guadalajara, Ciudad Real o Cantabria demuestran que la fuerte expansión de las cajas fuera de sus territorios ha desencadenado una feroz competencia entre las propias entidades que ha actuado como revulsivo del negocio.

Sin embargo, en los dos principales mercados, Madrid y Barcelona, las cajas han crecido menos que el conjunto del sector tanto en créditos como en depósitos. En este caso, han acusado la competencia de los bancos, que aún mantienen la primacía en préstamos en el mercado madrileño y que desde el segundo semestre de 2003 han jugado con ofertas agresivas para llevarse más parte de la tarta crediticia. En Barcelona, el peso de La Caixa es decisivo.

Empieza la segunda fase

Tras la época dorada de fuerte crecimiento de las cajas comienza ahora una segunda fase en la que las entidades, toda vez que ya se han convertido en la mitad del sistema financiero, se centrarán en consolidar su posición.

Ya superan a los bancos en depósitos captados. Y en créditos están cerca, aunque la fuerte batalla por las hipotecas que han desencadenado los grandes grupos bancarios está haciendo mella.

El escenario de negocio atisba los primeros cambios. Las cajas han empezado a relajar el ritmo de concesión de préstamos hipotecarios tras los avisos generales del Banco de España. Y, al margen, hay que contar con que las expectativas de ralentización de estos créditos llegará finalmente este año, según las previsiones de la banca.

La nueva etapa viene marcada por el acento en otros productos y la expansión que aún impulsan algunas entidades.

El tirón de la costa

Almería y Málaga son mercados en los que tanto bancos como cajas están centrando gran parte de sus esfuerzos, conscientes de que estas provincias han ganado riqueza en los últimos años. Allí la demanda inmobiliaria mantiene la fortaleza por la fuerte demanda no sólo de particulares españoles sino de los extranjeros que vienen a buscar su segunda vivienda.

Los datos de la evolución entre 2000 y 2003 demuestran una fuerte alza en préstamos (más del 67%) pero también en depósitos captados (un incremento del 47%). Y es que, no en vano, ha sido área preferente de expansión de las cajas que en los últimos tres años han abierto un 20% más de sucursales en ambas provincias. Málaga cuenta con 490 oficinas y Almería con 243.

Y los planes de nuevas aperturas siguen contemplando Andalucía como primera zona de expansión junto con la Comunidad Valenciana y Cataluña.