_
_
_
_
Bernardo Villazán

'Lucent afronta el futuro con ambición de crecimiento'

El primer ejecutivo de Lucent ha pasado por Sun, Bull o Vivendi, pero uno de sus mayores retos está siendo trabajar en la remontada de Lucent, un gigante de las telecomunicaciones gravemente herido a principios de década

El próximo año se cumple el vigésimo aniversario de la entrada de Lucent, fabricante de infraestructuras de telecomunicaciones, en España. Los primeros 15 años fueron de despliegue, los tres siguientes de fuerte repliegue y el último de cautela. Su presidente, Bernardo Villazán (Ciudad Real, 1960), resalta la nueva aportación de la firma tras la apertura de un centro de I+D en Madrid: 'No hemos descubierto el fuego, pero después de vivir lo que hemos vivido Lucent ha cerrado dos fábricas y ha despedido a 1.900 empleados desde 2000 somos un ejemplo de cómo se puede volver a crear valor en España'.

Pregunta. Lucent acaba de comprar Telica por 245 millones de euros para potenciar la estrategia de soluciones de voz sobre IP. ¿Toma su empresa una postura de crecimiento?

Respuesta. Hemos cerrado el tercer trimestre consecutivo con un resultado neto de explotación positivo y tendremos un crecimiento moderado al final del año fiscal, en septiembre. Vuelve la rentabilidad, después de un periodo de dos años en el que el sector de las telecomunicaciones ha atravesado una dura crisis, y nuestra tesorería está saneada. Esto nos permite afrontar el futuro con ambición de crecimiento orgánico o por la vía de adquisiciones.

'Quienes hemos vivido de las compras de los operadores hemos tenido que diseñar nuevos modelos de negocio'

'Hemos vuelto a la rentabilidad tras dos años de crisis para el sector y nuestra tesorería está saneada'

P. ¿Se ha pedido a los presidentes de las subsidiarias que busquen oportunidades de compra?

R. No sólo hay que fijar el objetivo en la inversión. El entorno en que nos movemos ha cambiado radicalmente en tres años. Buena parte de los procesos de producción se han externalizado y las compañías guardan en casa la fuerza de I+D e integración. Este es un momento en el que la aproximación a los clientes y las propuestas de valor abren campo a alianzas con terceros que hace unos años eran, incluso, competidores directos.

P. ¿Puede enviar un mensaje de tranquilidad a la plantilla española después de que haber sido adelgazada en 1.900 empleados?

R. El futuro depende de nosotros mismos. Aunque el sector de las telecomunicaciones no está estabilizado debemos mostrar habilidad para encontrar nuevos clientes y ser capaces de crear valor para ellos. Estamos avanzando en el mundo de las utilities, con necesidades de infraestructuras de telecomunicaciones muy sofisticadas, y en la administración pública AENA, GIF o Renfe son algunas de sus referencias.

P. La patronal del sector, Aetic, señala que 2003 no fue un buen año en materias como el empleo, producción e inversión. A esto se suma que los operadores están teniendo problemas para desplegar sus redes de telefonía móvil de tercera generación...

R. Es cierto. El peso relativo de España ha variado. Hay más países dentro de la UE, un proceso de negociación de fondos de cohesión e incluso de la propia constitución europea. Esto aporta incertidumbre al ambiente donde las inversiones de capital de los proveedores de servicios de telecomunicaciones, respecto a la cifra de facturación, se han reducido drásticamente. En 2000, el ratio de inversión (Capex) en España sobre la cifra de negocio era de alrededor del 30%. Ese mismo indicativo a finales de 2003 apenas alcanzaba el 11% e incluía la financiación de terminales móviles.

P. ¿Qué otras tendencias destacaría?

R. Quienes hemos vivido de las compras de los operadores hemos tenido que diseñar nuevos modelos de negocio. También observamos la importancia que tiene el cliente de nuestros clientes. Las estructuras de los proveedores de servicios están tornándose mucho más comerciales y menos centradas en la tecnología, en el conocimiento de las redes o en la gestión de las mismas.

P. ¿Esa evolución se está dando en toda Europa?

R. Las experiencias en los distintos países no son extrapolables. Tanto es así que a lo largo del año pasado hemos invertido en España para entender mejor qué es lo que buscan nuestros clientes.

P. ¿A qué inversiones se refiere?

R. Han sido proyectos muy concretos que nos han conducido a conocer, por ejemplo, el mercado de la banda ancha. En este caso la conclusión es que hay una enorme oportunidad de crecimiento para el proveedor de servicios y no sólo en el campo audiovisual.

P. ¿España volverá a ser el país atractivo que fue para las multinacionales de las telecomunicaciones?

R. No lo creo para procesos de producción en los que la presión reside en los costes laborales. Pero surgen oportunidades que aprovecharemos, creando puestos de alto valor, si existe el compromiso de empresas y Administración.

Tlefónica Clave para avanzar en el negocio de ADSL y UMTS

'Los proveedores de banda ancha en España son de los más avanzados del mundo. Telefónica tomó la decisión valiente de creer en el mercado de ADSL y hoy su despliegue alterna con importantes proyectos de servicios'.'Vivimos ya el lanzamiento oficial de UMTS. En una fase previa dirigida a empresas hemos participado con Telefónica Móviles en el despliegue las tarjetas PCMCIA para portátiles son de Lucent. Podemos discrepar sobre los resultados, el número de antenas o los terminales, pero la realidad es que la tecnología existe y eso lleva a España a una posición de relevancia. Lástima que existan problemas de despliegue y la incertidumbre respecto al cuarto operador'.'Somos el mayor proveedor de tecnología CDMA para Telefónica Móviles en Suramérica y uno de los principales de Bellsouth. Eso nos da confianza de cara al futuro'.

CrÍtica 'La Administración debe realizar más labor de venta en el exterior'

'Tengo la suerte de dirigir el mejor equipo de la industria en España. El grupo ha vivido, durante un largo periodo, una etapa con duros ajustes y aun así ha sido capaz de encontrar las vías de crecimiento. La gente ha puesto la energía necesaria para abordar oportunidades de negocio mucho más allá de lo que es nuestro mercado tradicional. Para mí es una tremenda responsabilidad tratar de canalizar esa energía.''Hemos encontrado en el comité de empresa capacidad de comunicación, honestidad y transparencia. Con esto no simplificas los problemas, pero ayuda a resolverlos'.'Nuestra contribución desde España es importante y eso nos ha hecho atraer un centro de I+D, satélite de los Bell Labs, con 170 ingenieros. El hecho de tenerlo en Alcobendas nos permite influir en el desarrollo de determinados productos', expone Villazán. Desde el pasado mes trabaja en un proyecto relacionado con servicios de red que permiten el uso de tarjetas prepago, aplicaciones de voto electrónico, etcétera.'Mantenemos relación con las escuelas técnicas de telecomunicaciones porque nos permiten identificar profesionales a los que podemos tutelar e incorporar a nuestra organización'.'Estoy de acuerdo con las peticiones de la patronal de nuestro sector mayor flexibilidad del mercado laboral para las empresas de telecomunicaciones y menor presión fiscal, pero quizás añadiría algún matiz. La administración debe realizar más labor de venta en el exterior de lo que representa España. A la hora de realizar una inversión, las multinacionales se desplazan por los diferentes países que son susceptibles de recibirla, conocen a los representantes de las administraciones y escuchan qué tienen que ofrecer. Si esos políticos son buenos vendedores ayudan al sector'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_