CincoSentidos

Envejezca en casa sus tintos de crianza

A más de un aficionado al vino le apetecería poder envejecer su vino en casa, una posibilidad bastante remota salvo en el caso de que se disponga de los medios y los conocimientos adecuados. Esta es la premisa de la que ha partido La Barrica en Casa (www.barricaencasa.com), empresa que comercializa barricas de roble y todos los utensilios necesarios para criar vinos en la bodega particular, facilitando el vino que deberá envejecer.

La idea es muy reciente y, de hecho, la iniciativa tiene sólo dos meses de vida. Para llevarla a cabo se ha puesto en marcha una sociedad en la que interviene mayoritariamente Tonelería Durrif, una empresa española radicada en Bulgaria que fabrica barricas para bodegas nacionales, y el grupo Intervinum Spain, dedicado a la importación y exportación de vinos embotellados.

Según comenta David Durrif, director gerente, 'se me ocurrió producir barricas pequeñas, de 50 litros, para criar vino de guarda, tintos jóvenes de zonas significativas como La Rioja, Toro o la Ribera del Duero con capacidad de envejecimiento en madera, y que esa labor pudiera hacerse en casa, en el chalé'.

Las barricas que venden son de roble europeo de tostado medio y de un tamaño pequeño, que permite su manipulación. Para prepararla se llena de agua y de un producto especial que la propia empresa facilita para evitar posteriores pérdidas y el ajuste de la madera. Después, vaciada y seca la barrica, se llena con el vino joven, se tapa y se deja durante dos o tres meses, momento en el que hay que embotellarlo, dejándolo que se vaya redondeando en botella seis meses más. Y de nuevo, reponer vino, no sin antes limpiar y desinfectar adecuadamente la barrica con agua a presión y un sulfitado con bolas de azufre.

'En los años 90 -señala Durrif- estuvo de moda comprar barricas barnizadas para mantener vino, vermut o brandy, pero no eran aptas para criar vino, sólo eran decorativas. La nuestra es una barrica exactamente igual que la de las bodegas industriales, que requieren unas condiciones de temperatura y humedad para mantenerlas. Por eso, en muchos domicilios en las que las estamos instalando enviamos previamente una persona para que estudie las condiciones, asesorándole sobre el lugar más indicado, que suele ser una bodega o local subterráneo'.

En EE UU o Inglaterra está de plena actualidad lo que denominan house wine maker, un sistema que permite elaborar vino casero, y que en España tiene su traducción en el llamado enokit (disponible en www.elaboratuvino.com). Las empresas que los distribuyen se encargan de enviar mosto concentrado, levaduras, etc., para que el interesado lo vinifique, efectuando las fermentaciones, la estabilización y el embotellado, aunque, según Durrif, el resultado es un producto 'de baja calidad, no apto para crianza'.

La Barrica en Casa ha ideado también un servicio destinado a las empresas. Se trata de una nave de barricas con sala de cata y degustación, en donde cada cliente puede tener su barrica bordelesa de 225 litros donde va envejeciendo el vino elegido, que puede ir catando para ver su evolución. Los técnicos lo embotellan con una etiqueta personalizada, y el vino habitualmente está destinado a regalo de empresa.

De una barrica de estas características salen unas 700 botellas al año, con un costo aproximado de dos euros por botella. En el futuro está previsto que además de vinos jóvenes de las zonas mencionadas, la empresa que solicite este servicio pueda elegir entre vinos monovarietales (merlot, syrhan, cabernet...) para que realicen los coupages según sus gustos.

Vinos de Ribera, Rioja o Toro

Junto a las barricas de 50 litros (su duración es de cinco años. Después, la empresa las recompra con un plan Renove), la empresa La Barrica en Casa facilita el vino joven de 2003 de Rioja, Ribera del Duero o Toro, vinos con estructura y capacidad de envejecimiento seleccionados por un enólogo. El vino se sirve en bag-in-box, una especie de bolsa metida en una caja, que incorpora un grifo de presión que impide la entrada de aire. El precio de la barrica más el vino (55 litros), es de 330 euros. También disponen de un equipo de enólogo con embudo, cepillos de limpieza, cilindros para mezclas, vinómetro, 72 botellas, encorchador, corchos, cápsulas y etiquetas autoadhesivas (65 euros). Además, se envía un completo manual con los pasos a seguir, pero para las dudas cuentan con asesoramiento personalizado.

De una barrica de 50 litros se obtienen cerca de 70 botellas al año (el primer vino se saca a los dos o tres meses, el segundo a los seis, el tercero a los nueve y los siguientes a los doce). Una botella de vino joven crianza de las zonas mencionadas puede salir con un coste de unos 2,65 euros.