Alimentación

Garzón abre juicio oral por el fraude fiscal en la antigua Ebro

El juez Garzón ha abierto juicio oral contra administradores y directivos de las sociedades Ebro Agrícolas Compañía de Alimentación, Sociedad General Azucarera de España y Azucarera Ebro Agrícolas, así como también contra las propias sociedades en concepto de responsabilidad civil subsidiaria, por un presunto fraude en las cuotas del azúcar de las campañas 1996 a 1999. Según una comunicación realizada ayer a la CNMV, el procedimiento, iniciado en junio de 2001, se sigue a instancias del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales que estimó una deuda total de 33,6 millones de euros.

Este importe procede de las anomalías en las existencias del azúcar, es decir, por un exceso de producción de las cuotas permitidas, y un posterior impago de la correspondiente contrapartida a la UE.

La empresa asegura que el auto de apertura del juicio oral exculpa a la mayor parte de las personas inicialmente incluidas en la instrucción, 'no dirigiéndose la acusación contra ningún miembro ni presente ni pasado de los consejos de administración de dichas sociedades'.

EBRO FOODS 18,34 -0,16%

Cuando se inició el procedimiento, Ebro Puleva ya puso de manifiesto que, de existir incumplimiento de la obligación de exportar en plazo determinadas partidas de azúcar C, la cuota resultante sería muy inferior a la estimada por Aduanas. La empresa fijó entonces una estimación preliminar de 4,88 millones.

Ahora se abren dos escenarios de pago: el de Aduanas que se fija en 26,89 millones más 716.523 euros para la compensación de gastos de almacenamiento, y la deuda calculada por la compañía que asciende a 10,4 millones ya dotados en las cuentas.

Postura oficial

Ebro Puleva considera que 'los hechos enjuiciados no son constitutivos de delito, sino que suponen una irregularidad de orden administrativo que podría dar lugar a la generación de una deuda que, según cálculos de la empresa, sería inferior a los 10,48 millones'.