Presupuesto

Solbes promete tres años de superávit público

No hubo sorpresas. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, cumplió ayer el guión establecido y presentó unas proyecciones macroeconómicas (las primeras que efectúa el Ejecutivo del PSOE), 'acordes con el principio de equilibrio presupuestario' que ya había adelantado cuando prometió su cargo hace tres meses.

Lejos de los 'temidos' excesos en el gasto que habían pronosticado algunos partidos de la oposición política, las cifras de Solbes siguen, en términos generales, el programa de Estabilidad de España enviado por el anterior Gobierno del PP a Bruselas. Esto es, un superávit para el conjunto de las administraciones públicas del 0,1% del PIB para 2005, y del 0,2% para 2006. Para 2007, Solbes prevé, incluso, un excedente público mayor, del 0,4% del PIB, que el estimado (0,3%) por el ex vicepresidente Rodrigo Rato y su ex ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Ahora bien, la composición de este excedente presupuestario repartido por administraciones públicas sí contiene sensibles variaciones. En primer lugar, Solbes ha diseñado un mayor superávit de la Seguridad Social (0,7% del PIB en los tres próximos años) que lo estimado por Montoro (0,4%), y que siempre se mejoraba. En el caso de la administración del Estado, Solbes ha presentado también un mayor déficit público (0,5% en 2005, 4.190 millones) que el previsto por Montoro (0,3%), aunque, en este caso el vicepresidente económico recordó ayer que a lo largo de este ejercicio se harán una serie de ajustes para incorporar partidas atrasadas (el pago de la deuda pendiente a Andalucía), o no asignadas (desfase financiero de RTVE) que harán elevar el déficit del Estado por encima de lo previsto. Desde el Ministerio se cuenta con que alcance el 0,9% este año.

La tendencia del déficit del Estado en el tiempo (hasta 2007) es decreciente, como la prevista por Montoro, aunque se parte de un nivel ligeramente superior. 'No es que el Estado vaya a gastar más ahora sino que se contabilizarán mejor los gastos', matizó en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Techo para el Estado

Solbes aprovechó también para anunciar el techo máximo de gasto del Estado para 2005, que, según la ley de Estabilidad Presupuestaria debía haber hecho público hace dos meses pero que se debió retrasar ante la cercanía de las elecciones generales de marzo. Para el próximo año, el Gobierno ha previsto un techo máximo de gasto para el Estado de 121.537,83 millones de euros, en términos de contabilidad nacional (criterio homologado por Eurostat). A esta cifra se debe sumar una partida de ajustes para obtener el límite de gasto en términos presupuestarios, que ha quedado fijado en 124.525,76 millones de euros. Ello supone un gasto máximo total que es un 6,2% superior al presupuestado para 2004 y se sitúa por encima del crecimiento del PIB nominal. Además, este porcentaje (6,2%) es algo mayor que el incremento de gasto de años anteriores (solía estar entre el 4% y el 5%). Ante este mayor incremento, Solbes rechazó que se hayan realizado previsiones de gasto de corte expansivo. 'Deben tener en cuenta que el techo para 2005 no es estrictamente comparable con el de 2004 porque ha habido correcciones', recalcó. Entre estas correcciones que no se tuvieron en cuenta para determinar el límite de gasto de 2004 se encuentran inversiones militares, gastos de acuñación de moneda, y aportaciones al capital de algunas empresas públicas.

No obstante, Solbes eludió responder si el Gobierno ha encontrado, por ahora, algún déficit oculto. 'Estamos más centrados en el gasto que el anterior gobierno dejado comprometido para años posteriores', comentó.

Claves económicas

'Diálogo' para los horarios comerciales

La polémica sobre la apertura de horarios comerciales continúa. Solbes indicó ayer que 'mantiene conversaciones' con el ministro de Industria y Comercio, José Montilla, para aglutinar todas las sensibilidades. 'La legislación actual, que permite abrir al menos 12 domingos y festivos al año, está funcionando bien', dijo, pese a que Montilla prefiere contar a partir de 8 domingos.

El PIB nominal crecerá un 5,7%

El crecimiento de la economía española en 2005 será similar al de este año, en la senda del 3%, según Solbes. El vicepresidente cuenta con que el PIB crezca un 5,7% en términos nominales (incluida la inflación). Uno de los principales riesgos es el petróleo. Montoro diseñó los presupuestos de 2004 con un crudo entre 25 y 30 dólares por barril, muy por debajo de la realidad.

La presión fiscal no variará

El Gobierno cuenta con mantener la presión fiscal (ingresos tributarios en relación al PIB) 'en términos similares a los de ahora', según el vicepresidente económico, Pedro Solbes. La previsión de recaudación tributaria del Estado para 2005 alcanza los 117.347 millones de euros, en términos de contabilidad nacional, un 6,7% más que lo estimado para este año.

Déficit del 0,1% para las comunidades

El escenario presupuestario del Gobierno contempla un déficit para el conjunto de las comunidades autónomas del 0,1% del PIB en 2005 y 2006, por lo que éstas no alcanzarán el equilibrio hasta, al menos 2007. Cataluña, Canarias, Galicia y Baleares ya han anunciado, por su cuenta, que en 2005 no conseguirán el equilibrio, por lo que deberán presentar planes de ajuste.