ADSL

Telefónica lanza una nueva ofensiva en la guerra del ADSL

Telefónica está decidida a romper el mercado del ADSL. La operadora ha presentado a la CMT una propuesta para duplicar la velocidad de sus cuatro modalidades de banda ancha y mantener el precio, lo que coloca a sus rivales contra las cuerdas.

Telefónica tiene ahora mismo cuatro modalidades de ADSL en el mercado, que se diferencian por su precio y su velocidad -256 Kbps, 512 Kbps, 1 Mb y 2 Mb-. Pero este esquema puede cambiar si la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) da el visto bueno a la última propuesta que le ha remitido la operadora.

Según fuentes del sector, Telefónica ha pedido permiso al regulador para duplicar las cuatro velocidades de la banda ancha a todos sus clientes actuales y futuros, sin por ello modificar el precio. Así, la operadora dejará de vender ADSL a 256 Kbps y el acceso más barato será el de 512 Kbps, con un precio de 39 euros al mes frente a los 75 euros que cuesta ahora. La velocidad más elevada será de 4 Mb, una capacidad desconocida en España.

En la propuesta, que ha sido confirmada por fuentes de Telefónica, el ex monopolio plantea los mismos cambios para su oferta mayorista. Es decir, también los ADSL que vende a sus rivales tendrán el doble de capacidad con el mismo precio.

TELEFÓNICA 9,28 -1,32%

A pesar de esta salvaguarda, la iniciativa de Telefónica supone una fuerte presión para sus competidoras. Lo importante en la provisión del ADSL no es sólo lo que se compra a Telefónica, sino el estado de las redes de las operadoras alternativas, y algunas no están preparadas para soportar estas velocidades. Tampoco las compañías de cable lo tendrán fácil.

De hecho, a pesar de que la capacidad mínima que les vende Telefónica es de 256 Kbps, la gran mayoría -Ono, Auna y Wanadoo, entre otras- tienen en el mercado ofertas para sus clientes finales a velocidades muy inferiores, de donde se deduce, según expertos consultados, que su red tiene limitaciones.

La iniciativa propuesta por Telefónica requerirá un mayor esfuerzo inversor para el ex monopolio, que superará los 10 millones de euros. Duplicar la capacidad no requiere revisiones en la instalación del ADSL en la casa de los clientes, pero sí en las centrales y en la red. Estos mismos desembolsos o superiores son los que tendrían que hacer los rivales de Telefónica en caso de que quieran replicar su oferta, justo en un momento en que la capacidad financiera del sector pasa por horas delicadas.

El objetivo de Telefónica con esta iniciativa es doble. Por una parte, pretende impulsar el desarrollo de un mercado que crece a buen ritmo, pero que ya ha tocado los 1,97 millones de conexiones a finales de mayo. Por otra, quiere poner las cosas más difíciles a sus rivales, a pesar de que su cuota de mercado es del 61% y del 72% si se tienen en cuenta los clientes de Terra.

La buena noticia para los competidores de Telefónica es que todavía tienen tiempo por delante. La CMT tiene un máximo de tres meses para emitir una opinión y luego el ex monopolio tardará entre 60 y 90 días en adaptar su red y hacer los cambios en las centrales.

Las cifras

1,97 Mb. æpermil;sta será la velocidad máxima que Telefónica pondrá en el mercado si la CMT lo aprueba. Costará 150 euros y equivale a la capacidad de un circuito punto a punto.

4 millones de conexiones ADSL había en España a cierre de mayo, lo que supone 60.000 clientes más en un mes.

61% es la cuota de mercado que tiene Telefónica de España en ADSL. Si se incluye Terra, el grupo controla el 72%.