Franquicias

Blockbuster reorienta su negocio hacia el videojuego

La incidencia de la piratería en los DVD y la consiguiente bajada de precios en la adquisición de copias de películas ha provocado la caída del negocio de alquiler de vídeos y DVD. Blockbuster ha decidido reorientar su negocio con la incorporación de videojuegos tanto de alquiler como de compra.

Blockbuster ha reaccionado ante a la caída del mercado de alquiler de películas entrando en un nuevo segmento de negocio caracterizado por su fuerte potencial de crecimiento: los videojuegos. 'La piratería está afectando mucho al alquiler de películas porque ya se pueden encontrar DVD ilegales a cinco o seis euros, cuando el precio del alquiler ronda los tres euros para los títulos de estreno. Por eso hemos decidido reorientar nuestro negocio en dos líneas: por un lado, potenciar el área de los videojuegos y, por otro, el trueque o compra de películas en DVD o vídeo', señala José María Gómez, director de marketing de la compañía.

'La venta de videojuegos está creciendo a un ritmo de entre el 15 y el 20% anual en el mercado español, mientras que todo el sector de alquiler de películas estamos sufriendo un estancamiento o disminución del negocio', explica José María Gómez. De hecho, la facturación de la filial española registró el año pasado una fuerte caída, hasta situarse en 45,1 millones de euros, quedando por debajo de la alcanzada el año anterior (48,5 millones) e incluso la de 2001 (45,6 millones). Entre el 60 y el 65% de le la facturación procede del alquiler de películas y el resto, de la venta de productos (desde golosinas hasta películas y videojuegos).

Para paliar esta caída de la cifra de negocio, la empresa inició hace unos meses una experiencia piloto con los videojuegos y, dados los buenos resultados y el estancamiento de su actividad principal, desde ayer lo ofrece ya en todos los centros de la península. Para ello ha creado un área específica denominada Zonajuegos que permite alquilar un juego y, si al cliente le satisface, puede comprarlo restándole del precio de adquisición el importe que ya ha pagado por el alquiler (a partir de dos euros).

A ello se añaden otra serie de acciones promocionales que, a través de sistemas de fidelización, permiten captar al usuario de videojuegos y convertirlo en cliente asiduo.

La otra actividad que Blockbuster ha puesto en marcha es el lanzamiento de un nuevo servicio de compra de películas de segunda mano que ya está en 11 tiendas.

Blockbuster, que cuenta en la actualidad con 103 establecimientos de los que 95 son propios y el resto franquiciados, firmó el año pasado una alianza con Telepizza para incluir un área de alquiler de películas en las pizzerías, pero finalmente el acuerdo no pasó de un simple ensayo.

Mc Donald's

La competencia en el negocio de los DVD también extiende sus redes al ámbito internacional. McDonald's, por ejemplo, ha puesto en marcha en Estados Unidos una experiencia piloto con quioscos de alquiler de películas en 105 restaurantes de Denver.