Europa

Apuestas en Wall Street sobre los tipos de interés

Un día de fiesta para reflexionar en Wall Street. El mercado cerrará el próximo lunes para celebrar el Memorial Day, la festividad con la que los estadounidenses homenajean a sus caídos en combate. Así, la Bolsa concluyó ayer un mes turbulento, que se salda, sin embargo, con un balance optimista. Los índices llegaron a tocar mínimos anuales, pero concluyen el mes con alzas del 3,47% en el Nasdaq y el 1,2% en el S&P 500, mientras que el Dow Jones cedió sólo un 0,36%.

Sobre el tapete, la gran incógnita es la de los tipos de interés. El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan ha dejado claro ya que el precio del dinero no seguirá por mucho tiempo más en los niveles más bajos de los últimos 45 años. Cada indicador que se conoce, se valora como un indicio de subida de tipos o de justo lo contrario, sólo depende del humor del mercado. La mejora del consumo y los ingresos personales fue tomada ayer como un síntoma de que el esperado alza se producirá a finales de junio y la Bolsa reaccionó con pérdidas.

En el mercado de futuros de Chicago las apuestas sobre Fed Funds apuntan a unos tipos al 1,2% en junio y por encima del 2% en diciembre. Pese a las tribulaciones del mercado, los resultados empresariales siguen a buen ritmo. Thomson Financial espera que los beneficios de las compañías del S&P 500 crezcan un 24% en el segundo trimestre. Los sectores financiero y tecnológico aportarán el 50% de la mejoría.

El otro gran problema es el petróleo. El barril de crudo ligero cotiza a 39,6 dólares, un 5,9% más que en abril. Las próximas semanas serán clave. El Memorial Day es considerado como el pistoletazo de salida de la Driving Season, la temporada en que los americanos cogen el coche para irse de vacaciones. Es decir, comienza el pico de demanda de petróleo en EE UU.

La dependencia del tipo de cambio eleva la volatilidad

Los resultados trimestrales de la compañía de alimentación han decepcionado a los inversores. Las acciones han caído por debajo de los 26 dólares por primera vez desde mediados de enero. El beneficio neto del tercer trimestre fiscal subió un 10%, pero gracias sólo a la debilidad del dólar. De hecho, es el negocio fuera de EE UU el único que crece. La famosa compañía, inmortalizada en un cuadro de Andy Warhol, atraviesa un momento delicado, sin catalizadores al alza para los títulos.